Abuelo devastado por no poder cuidar más de su gatita no puede creer en la visita que recibe

Todo aquel que tiene mascota sabe que después de tener un animalito en casa la vida cambia por completo. Se forma una especie vínculo inseparable donde al igual que los votos de amor querrás estar en la salud y en la enfermedad. Así es la historia de nuestra protagonista, una adorable gatita que sorprendió a su antiguo dueño con una visita que sensibilizó hasta el corazón más duro.

Chicken Little amaba compartir con su dueño Tony.

El hombre veía a Little como una hija, pero desafortunadamente tuvieron que separarse cuando su dueño sufrió un derrame cerebral y terminó en la UCI. El estado de salud de Tony era bastante delicado, por lo que no pudo cuidar a su amada gata con la misma dedicación que lo hacía Nantes del incidente.

Una de las vecinas de Tony decidió buscarle una nueva familia a Chiken Little.

La mujer decidió publicar en sus redes sociales sobre la situación de la gatita, que necesitaba un hogar de acogida y ella estaba dispuesta a ayudarla.

Afortunadamente, no pasó mucho tiempo para que Little consiguiera un hogar. Amanda Hassan estaba en lista de espera para ser madre de acogida cuando se enteró por lo que estaba pasando la tierna gatita, así que rápidamente hizo todo lo posible para llevársela a casa.

La gatita era como un pequeño angelito para su dueño.

Cuando Tony salió de la UCI lo trasladaron a un asilo donde recibiría toda la atención que necesitaba.

La pequeña Little estaba en su nuevo hogar a salvo y feliz, pero Hassan sabía que la gatita extrañaba a su antiguo dueño, así que con la ayuda de la vecina de Tony organizó una visita especial para reunir a la hermosa pareja.

A pesar de que en el asilo no se permite la entrada de mascotas, las mujeres no se rindieron el hicieron todo lo posible para concretar el encuentro.

Finalmente, todo el personal del asilo estaban encantados de ayudarlos.

Cuando llegaron al lugar, la dulce gatita estaba un poco nerviosa y tímida, insegura del nuevo entorno que la rodeaba, pero cuando vio a su padre Tony salió corriendo hacia él con tanto amor que todos quedaron cautivados. No dejaba de frotarle las piernas, después de unos minutos terminó acurrucada en sus pies.

En la salud y en la enfermedad esta pareja demuestra su amor incondicional.

Todos en la habitación estaban felices del mágico encuentro, desde luego Tony y el pequeño angelito gatuno fueron los más afortunados al compartir en un espacio que se creía  imposible. Cuando llegó el momento de despedirse, ambos se mantuvieron nostálgicos pero seguros de que se volverían a ver.

Comparte la nota para que el mundo disfrute de este maravilloso reencuentro y valoremos que lo más importante es demostrar nuestro amor y fidelidad a quienes siempre estuvieron para nosotros.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!