Comparten las fotos del gatito «más triste del mundo» y su realidad conmueve a muchos

Todos adoramos ver fotos de gatitos en las redes. Después de todo, los gatitos no hablan pero siempre se las ingenian para hacerse entender.

Luhu es un gatito que puede derretir a miles con tan sólo una fotografía. Es conocido como el gatito más triste del mundo y un simple vistazo a su expresión, basta para entender de dónde viene su fama.

Luhu vive en la ciudad de Pekín, China.

Luhu nació con una serie de trastornos de desarrollo. Sus ojos y su sistema respiratorio se vieron muy afectados y con tan sólo un par de semanas de vida comenzó a presentar problemas de salud.

Su dueña de entonces lo llevó al veterinario pero supo que no tenía el tiempo necesario para cuidar a un gatito tan delicado como Luhu. Una amiga de ella, que siempre ha sido gran amante de los animales, decidió hacerse cargo de él.

“Desde que nació tuvo que pasar muchas horas en el hospital. Mi amiga no tenía tiempo, así que yo decidí adoptarlo”, explicó Maggie.

Fue así como a las tres semanas de edad, Luhu conoció a Maggie Liu y comenzó a formar parte de su familia. Ahora vive junto a ella y otros dos gatitos que comparten madre biológica. Luhu recibió tratamiento para mejorar su sistema respiratorio y actualmente es un gatito completamente saludable y fuerte.

“Creo que sus hermanos gatitos saben que Luhu casi no logra sobrevivir. Lo tratan con mucha delicadeza y amor”, dijo Maggie.

Sin embargo, su característica expresión de ojitos tristes es algo que siempre le quedará y es gracias a esta peculiar mirada que ha logrado convertirse en uno de los gatitos más famosos de las redes.

Maggie publicaba imágenes de él sin sospechar lo popular que se volvería.

Antes de darse cuenta, Luhu ya tenía más de 160 mil seguidores en las redes.

“Le encanta que le tomen fotos. No es para nada tímido”, asegura Maggie.

Todos quedan perdidamente enamorados de él y su graciosa expresión. Luhu puede parecer el gatito más triste del mundo, pero en realidad es sumamente travieso y simpático. Adora conocer nuevas personas y pasa el día entero jugando con sus hermanos.

Hay otros dos gatitos en casa pero Luhu siempre es el centro de atención.

“Parece triste, pero yo sé que por dentro es un gatito muy feliz”, dijo Maggie.

Es un verdadero alivio saber que este hermoso gatito logró recuperarse después de pasar unas primeras semanas de vida tan delicadas. Por momentos, parecía que no lo iba a lograr pero recibió todo el apoyo del mundo y el amor de una maravillosa familia.

¿Habías visto alguna vez un gatito con ojos tan tristes? No dudes en compartir la conmovedora historia de Luhu.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!