Un gato hace lo imposible por acompañar a su dueña durante su clase en la universidad

Hay algo en lo que todos los dueños de mascotas podemos estar de acuerdo: no hay nada más difícil que salir de casa sin sentir que los peluditos nos juzgan con sus enormes ojos por no llevarlos junto a nosotros.

Enlaces patrocinados

En más de una ocasión logran convencernos con sus adorables caritas, pero hay veces en las que simplemente no podemos llevarlos a la oficina o al salón de clases. Una joven en China decidió que era hora de darle una oportunidad a su hermoso gatito para permitirle conocer la vida universitaria.

Wen es la dueña de un hermoso gatito munchkin llamado Ba Dun. La conexión entre ambos es muy especial y el simpático gatito de color gris adora pasar el día entero en el regazo de su mamá humana.

Un día, Wen salió de su casa a toda prisa para dirigirse a sus clases. Cuando estaba a punto de cerrar la puerta, se dio cuenta de que el adorable gatito estaba observándola dulcemente. A duras penas se movía pero parecía decir claramente que no quería quedarse solo.

No podía soportar la idea de dejarlo ahí solo y triste. No quería decepcionarlo”, dijo Wen.

Enlaces patrocinados

Normalmente, Wen regresa y pasa unos minutos más jugando junto a su mascota y le asegura que volverá tan pronto como sea posible. Lamentablemente, en aquella ocasión ya era muy tarde para detenerse a brindarle mimos a Ba Dun.

Sin pensarlo dos veces, Wen tomó al encantador gatito y lo llevó junto a ella. Siempre ha sido un minino muy tranquilo pero no tenía idea de cómo se comportaría en un salón de clases. Lo más delicado del asunto, era que Wen no tenía muy claro si era posible recibir clases con la maravillosa compañía de su mascota.

La joven decidió confiar en el talento del sigiloso gatito y simplemente lo metió al salón sin consultarlo con la profesora. El comportamiento de Ba Dun fue maravilloso así que Wen decidió grabar un pequeño video para demostrar lo atento que el minino se encontraba.

Enlaces patrocinados

“Se portó muy bien. No lo descubrieron porque no hizo el más mínimo ruido”, dijo Wen.

Se puede ver al peludito acostado en el interior de un escritorio. No realizaba el más mínimo sonido, pero sí se le puede ver realmente concentrado para averiguar qué está sucediendo a su alrededor.

Ba Dun había logrado pasar completamente desapercibido pero en cuanto su dueña publicó lo sucedido, se volvió viral. Miles de usuarios en las redes comenzaron a bromear al respecto y celebraron la decisión de su dueña de llevarlo a clases. Después de todo, ¿Quién podría decirle que no a esa tierna mirada?

¿Te imaginas poder llevar a tu mascota al salón de clases? A juzgar por su mirada, él también está prestando mucha atención. ¡Comparte!

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!