Un hombre abandona a la perrita de su novia por no ser de raza, ella se entera y se venga

Da mucha tristeza que el rechazo de una mascota se tiña de algo que no es. Entristece, además, que cuando das explicaciones a alguien de que quieres dejar fuera a una parte de la familia, lo justifiques con cosas injustificables. Es que, ¿acaso un perro no tiene derecho a un hogar, tan solo por no ser de raza?

Esto fue lo que le sucedió a una canina criolla de nombre Navy, cuyo cuidador tomó la decisión de dejarla por su cuenta por no ser de raza. Presuntamente, se había perdido, hasta que se descubrieron las verdaderas razones. ¿Acaso la justicia no existe para estos perritos mestizos? Ya veremos que sí.

Al enterarse de lo que hizo aquel hombre, su novia quiso darle una lección definitiva, para que esta sea la primera y última vez que comete tamaña brutalidad. En un video que grabó y publicó en las redes sociales, aparece acompañada de dos personas más, entre ellos, el amigo, quien le dijo la verdad.

Resulta que la mujer le había prometido a su novio darle una tremenda sorpresa, y vaya que lo logró. Cuando el sujeto le pregunta si le va a pedir matrimonio, o de qué se trata el regalo, ella le contesta con sarcasmo, una frase que jamás olvidará.

“Quiero que esto sea muy memorable, algo que nunca vas a olvidar”, respondió la novia.

Pero, además este individuo deseaba una perrita de raza golden retriever. Por eso, vendado como estaba, se emocionó al sentir una patita. Cuál no sería su asombro cuando, tras contar hasta 15 y descubrirse los ojos, allí, frente a él estaba Navy, la perrita que tan cobardemente desechó.

“Abandoné a la perrita de mi novia por no ser de raza, pero mi mejor amigo me delató y se lo confesó, y ahora sufriré las consecuencias”, se lee en los letreros, mientras la joven le habla sobre Navy.

Al concluir la cuenta regresiva, la joven aborda el vehículo conducido por el mejor amigo de su novio. El hombre, fuera del automóvil, observa impávido a su ahora exnovia y a la perrita a punto de irse. Aunque él le pidió aclarar la situación, sí reconoció que la dejó por no ser de raza.

“Cómo te atreviste, eso no se le hace a nadie, ¿qué me vas a explicar? ¿que eres un asco de persona, solo porque Navy no es de raza, no es parte de la familia? Me queda muy claro la clase de persona asquerosa que eres, no mereces ninguna otra oportunidad”, dijo claramente la mujer.

El hecho ocurrió en un campo frente al rancho El Chaparral, en México. Sin embargo, hasta el momento se desconoce la fecha, el estado y municipio donde se suscitó la venganza, que más bien podríamos llamar una sopa del mismo chocolate para este hombre indigno, intolerante, caprichoso e indolente.

Comparte esta historia con tus mejores amigos. Dejar de lado a un animal es un acto de deslealtad, de cobardía y de crueldad, que no tiene justificación posible. Bravo por esta mujer, quien supo darle con inteligencia una buena lección a su expareja.