Un hombre denuncia que la perrita pitbull de su vecina es una chismosa que no deja de espiarlo

Tu perro es tan inteligente como un niño de dos años, ¿lo sabías? Pues, si no, te cuento que estos animalitos comprenden aproximadamente 250 palabras y gestos, muy similar a lo que le ocurre a un niño tan pequeñito e igual que ellos son curiosos por naturaleza. Por eso, es tan común que perros y niños se suelan llevar tan bien.

Enlaces patrocinados

Además, pueden oír 4 veces más que los humanos, lo que los vuelve sumamente curiosos, e incluso, algunos los tildan de “chismosos”. Tal es el caso de Zoe, una perrita quien, no se sabe cómo, armó un gran alboroto en la casa del vecino de al lado.

El mencionado residente, disgustado con la perrita de raza pitbull, llamó a sus cuidadores para conversar sobre la actitud de Zoe, quien no sabía lo que sucedía. Tan solo quería socializar y jugar, como la mayoría de los demás perritos sanos.

Lo cierto es que la canina resultó ser, para el obstinado hombre, toda una Mata Hari del chisme, siempre alerta mirando todos los movimientos que se producían en la residencia contigua. Y es que, hay que asumirlo: todos tenemos un lado que tiende al espionaje en nuestro ADN. Todos somos curiosos por naturaleza.

Fue así como Zoe, quien vive en la región de Campinas, Sao Paulo, Brasil, junto a Jéssica Fernanda, su mamá humana, fue denunciada por estar “espiando” a través del muro que separaba ambas propiedades. No se sabe si producto de la pandemia, pero, la verdad es que existe gente bastante paranoica y sin oficio.

Enlaces patrocinados

Por su parte, Jéssica publicó una foto de Zoe a través de sus redes sociales, para hacer del conocimiento público el mensaje de texto absurdo que le escribió su vecino, furioso y deseoso de hablar con ella para solucionar el asunto. Realmente, algo para no creerse.

“Mi vecino mandó un WhatsApp a mi marido y nos pidió que conversáramos con Zoe, porque todos los días ella se pone a mirar su casa a través del agujero en el muro. Peor aún, no tuve cómo defenderla, porque tienen supuestas pruebas contra ella”, comentó Jéssica Fernanda.

Es casi imposible obviar las graciosas instantáneas donde Zoe fue retratada mostrando su carita arrugada, incrustada en el agujero. Su vecino no lo sabe, pero lo que ella realmente quiere es hacer amigos y obtener atención. No hacía falta levantar tanto revuelo.

“A veces, el mundo es muy injusto. Zoe solo quiere que la reconozcan y la quieran en el vecindario. Es una perrita muy cariñosa y dócil. Nunca entendí por qué tanto problema para este señor”, añadió Jéssica.

La publicación de Jéssica Fernanda se volvió viral en cuestión de minutos, y los usuarios no tardaron en opinar al respecto. El post se hizo tremendamente popular, obteniendo, hasta la fecha, casi 5 millones de reacciones, y siendo compartido más de 200 veces. Es que la verdad es una historia para reír todo el día.

Enlaces patrocinados

Comparte esta historia con tus seres queridos. Aunque no sabemos si Zoe fue reprendida o no, lo cierto es que debemos dejar que los animales se comporten como tales y jamás intentar tratarlos como si fueran seres humanos. Afortunadamente no lo son, y siempre están cargados de buenas intenciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!