Un hombre encuentra un ciervo atrapado en un hoyo y al rescatarlo descubre algo sorprendente

Los animales son impresionantes. Pueden llegar a encontrarse en situaciones tan curiosas y graciosas que resulta imposible no llenarse de sentimientos de ternura.

Los ciervos son de esos animales que proyectan tanta serenidad y paz que parecen irreales. Si te imaginas un bosque ideal con árboles frondosos y un clima perfecto, con hojas de verde brillante y luz en todas partes; probablemente también te imaginarás a un ciervo en algún lugar de la escena.

Por lo mismo, viéndose tan agraciados y delicados, estos animalitos no quedan excluídos de encontrarse en situaciones divertidísimas. Como esta que contamos el día de hoy:

Un hombre encontró a una cría de ciervo en un pequeño hoyo en los alrededores de su hogar.

El minúsculo ciervo no se veía muy convencido de aceptar la ayuda, pero el hombre intentó tranquilizarlo.

“No te voy a lastimar. Acércate, amiguito”, fueron las palabras del hombre al chiquitín.

Este, recién recobrada su libertad, comenzó a llamar con fuerza a su progenitora.

La madre cierva escuchó sus gritos desde la distancia, y rápidamente se acercó en busca de su pequeño perdido.

Al principio, ella no estaba muy segura de qué hacer, pues el pequeño cervatillo se encontraba en brazos de un humano; sin embargo, el bebé gritó por su madre una vez más y las dudas se despejaron.

Se acercó lentamente y se reunió con su pequeñín.

Lo que el hombre descubrió después del encuentro entre madre y cría, fue que este último aún no podía caminar.

No entendemos cómo el ciervito llegó a quedar atrapado en el hoyo. ¡Tendría aproximadamente un día de vida, quizá menos! El ciervito atrapado en el agujero es un recién nacido.

Su madre y él se quedaron por unos momentos en el lugar, hasta que el ciervito pudo ponerse de pie por primera vez en su vida, realizó sus primeros pasos y fue capaz de seguir a su mamá al bosque nuevamente.

Pero espera, ¡aún no se termina esta historia!

Tras un buen tiempo, el increíble dúo volvió a la casa del hombre en más de una ocasión. Por supuesto, la madre está muy agradecida con la persona que salvó a su bebito.

El pequeño ciervo ahora puede caminar fácilmente, por lo que se la pasa corriendo por todo el lugar.

Kevin Collom / The Dodo

“La naturaleza es mejor en tu patio trasero”, dijo el hombre. Y estamos totalmente de acuerdo.

Lo lamento, pero durante todo este tiempo, lo único en lo que puedo pensar es en Bambi, ¡demasiada ternura para soportar!

Si quieres que tus amigos y familiares se derritan de ternura con esta historia, ¡compártela con todos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!