Un hombre pone a la venta a su mística gatita que protege de la infidelidad y cura la resaca

Cuando se redacta un anuncio publicitario o se escribe sobre las cualidades de lo que se quiere vender, generalmente se exageran las bondades o beneficios de los productos o servicios. Tal es el caso de un hombre ruso quien en su afán de vender su gata colocó un anuncio que sorprende a todos.

Mijaíl Shipunov es un ruso que vive en la ciudad de Rostov del Don y está viviendo un dilema en su hogar con su esposa.

El caso es que tiene dos gatos, pero no se llevan muy bien entre sí, todo lo contrario, constantemente están peleando, por tal razón Shipunov no ve otra alternativa que vender uno de los dos felinos.

Otro aspecto que genera malestar en la familia es que precisamente Avito, la gata que quiere vender el esposo es la que pertenece a su mujer, quien está muy apegada a su mascota y no quiere desprenderse de ella.

Mijaíl, a pesar de saberlo, decidió ponerla en venta y publicó en un sitio de anuncios clasificados gratuito un anuncio titulado la “gata británica mística”, donde colocó que, se trata de una minina de raza británica que según afirma el vendedor, ayuda a aliviar el efecto de una noche de copas y evita la infidelidad entre las parejas, y puede incluso proteger la casa y la salud de sus propietarios.

También puso el anuncio en diferentes plataformas y lo acompañó de algunas fotos tiernas del animalito, con la finalidad de que lo vean interesados de diferentes partes del mundo, que entran a la web para conocerla.

“Una gatita activa y alegre, ¿qué más puedes desear? Y sus grandes ojos son fascinantes”, se lee en el anuncio.

Mijaíl Shipunov asegura que la hermosa Avito tiene una conexión mística con Domodoy, el dios protector de los hogares en la religión pagana eslava, y por eso tiene habilidades curativas.

La gatita de dos años y medio ha sido valorada por Mijaíl en unos 230.000 dólares, el precio fue puesto por la esposa porque en el fondo no quiere que nadie la compre, porque la quiere mucho y está acostumbrada a ella.

“Mi esposa espera que nadie la compre por esa cantidad de dinero”, comentó el esposo.

El hombre aseguró que muchas personas lo han llamado para preguntar por la gata, pero todavía no ha podido venderla. Al darse cuenta de que el precio es algo exagerado, ahora está reconsiderando la cantidad que pide por su mascota curativa, y tal vez baje un poco el precio.

Tal vez más de un inseguro esposo esté reuniendo el dinero para comprar a la mística Avito, y colocarla en algún lugar estratégico de su casa.

Comparte esta insólita historia con todos tus amigos. Amemos a nuestras mascotas como lo que son, seres encantadores que necesitan de todo nuestro amor y cuidado.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!