Un hotel de lujo obliga a un indefenso elefante bebé a entretener a sus visitantes

Los elefantes, además de estar en peligro de extinción, son unos de los animales a los que más ha explotado la raza humana por codiciar su marfil, usarlos como entretenimiento en circos y zoológicos, y forzarlos a trabajos pesados, entre otras cosas.

Al parecer ahora un hotel les consiguió un nuevo trabajo: posar para las fotos de sus huéspedes.

Muchos elefantes bebés son separados de sus madres

Recientemente, el hotel tailandés Mövenpick Resort Bangtao Beach se vio envuelto en un escándalo porque publicaron en sus redes sociales una foto en la que se veía su piscina y a algunos huéspedes disfrutando de su estadía en este hotel de lujo.

Parece que no hay nada de malo en eso, el asunto es que además en la foto había un elefante, y lo peor de todo es que era un elefante bebé, que estaba disfrazado y que al parecer cumplía con la tarea de entretener a los presentes y posar para sus fotos.

Deberían vivir en la naturaleza

Diferentes organizaciones animalistas estallaron en contra del hotel por ser partícipes de la explotación animal, y de no tomar conciencia de que los elefantes están a punto de desaparecer.

Ese pequeño elefante bebé debería estar en su entorno, creciendo plenamente para poder formar una familia en un futuro y así preservar la especie.

Muchas personas alrededor del mundo mostraron su descontento por tal situación, y es que además de todo, quienes aparecen en dicha foto estaban ingiriendo alcohol, lo que hacía evidente que además el elefante tenía que lidiar con seres en estado de ebriedad que pueden ser bastante molestos.

Debido al gran descontento que surgió en redes, el hotel eliminó la foto en cuestión y negó que ellos fueran quienes promovían el trabajo del pobre elefantito.

“El elefante no fue proporcionado por nuestro hotel, uno de nuestros huéspedes lo ingresó como parte de una fiesta privada”, declaró el hotel en su defensa.

De ser esto cierto, el hotel incluso debió negarse a hospedar a esa persona, ya que sin duda estaba infringiendo las leyes y apoyando la explotación animal.

“Si es que el hotel no es dueño del elefante, hizo muy mal en recibirlo y en tomarle fotos, ya que en la actualidad muchas personas están en contra de que se usen animales para cualquier trabajo”, comentó un internauta.

El hotel además reforzó su compromiso por cuidar de cualquier tipo de animal, y dijo que esta conducta no es uno de los valores de la empresa.

“Nos disculpamos por este incidente y nos comprometemos a mejorar el futuro creando conciencia sobre lo importante que es cuidar a todas las criaturas”, declaró el hotel.

No queda más que decir que las redes sociales se están volviendo un medio realmente importante para saber de estos casos y para lograr que las personas que no respetan a los animales adopten una conducta diferente.

Ningún animal merece ser sacado de su hábitat para que una cruel industria se entretenga, jamás deberían aprovecharse del dolor y sufrimiento de seres inocentes para satisfacer caprichos absurdos. Comparte este caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!