Instala una cámara porque no podía respirar bien al dormir–Descubre que el culpable era su gato

Los gatitos actúan de diferentes maneras cuando sienten que sus humanos le pertenecen y no se lo piensan a la hora de tomar posesión de ellos. Un hombre ha descubierto que sus problemas respiratorios al dormir son por culpa de su gato.

De un día a otro un joven de Estados Unidos empezó a notar que tenía problemas para respirar bien durante las noches.

Mientras dormía sufría ahogos y sentía que no podía respirar. Pensó que tal vez tenía apnea del sueño, un trastorno que puede aparecer en cualquier momento de la vida donde la respiración se interrumpe o se hace muy superficial, causando un colapso en las vías respiratorias durante el sueño, suele presentarse cuando hay sobrepeso, problemas respiratorios o fumas constantemente, pero los síntomas no coincidían con su estilo de vida.

Qué mejor lugar que el cuerpo y la cama de mi adorado humano.

En busca de una respuesta, se le ocurrió instalar una cámara en la habitación para registrar su comportamiento durante el sueño e intentar saber qué lo estaba perturbando. Nunca esperó el resultado que tendría tras ver la grabación.

Pensó que algo estaba mal con él, por lo que decidió colocar una cámara en la habitación.

Tras grabar una noche entera y visualizar las imágenes, el joven se llevó una sorpresa: descubrió que su gato se subía a la cama y se colocaba sobre su cabeza, lo que le impedía respirar con normalidad.

Una grabación delató que toda su «enfermedad» era por culpa de su gato.

El felino lo observaba mientras él descansaba, seguidamente se posaba plácidamente sobre el rostro, obstruyendo totalmente sus vías respiratorias.

Él compartió la anecdótica historia en su cuenta de Twitter (@stluis_htx). De inmediato se viralizó en las redes sociales. Llegó a gustarle a un millón de personas y supera los 280.000 retuits.

«No podía respirar cuando dormía, así que instalé una cámara», decía la publicación junto con las fotos del gato sobre su pecho y rostro.

La publicación incluye una larga lista con los comentarios de internautas que se han solidarizado con el pobre dueño del gato, compartiendo sus propias anécdotas de cómo sus gatos habían hecho de ellos, su cómoda cama, con material gráfico incluido.

Su dueño debe tener un sueño muy profundo, a pesar del pelaje y peso del gatito posado sobre sí. Ni se entera que el gato hace de las suyas para su comodidad, eligiendo la cara de su humano como el lugar favorito y la mejor almohada para conciliar el sueño cada noche.

Comparte esta divertida nota con tus amigos.

 

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!