Lloran la partida del perrito que nació con un solo ojo y 2 lenguas ante el asombro de todos

El nacimiento de una nueva vida puede traer consigo muchas sorpresas, por eso todos ruegan que el embrazo termine bien y la criatura llegue completamente sana a este mundo.

Pero el asunto no siempre ocurre de ese modo y así como pasa con los bebés humanos, el nacimiento de animalitos puede no resultar como se esperaba.

Una gran sorpresa se llevó Amy de Martin, la humana de este peludito.

Su nombre es Cíclope, un cachorro con rasgos bastante particulares que nació en Aclán, una ciudad de Filipinas.

Su rareza radica en la ausencia de nariz, sus dos lenguas y su gran ojo en la frente a modo de un Cíclope, de hecho, de allí radica el nombre con el cual lo bautizaron.

La imagen del perrito ha causado conmoción en las redes

El can nació de una camada de cinco cachorritos completamente sanos. Él es el único que presentó semejantes malformaciones y su singularidad impactó tanto a su dueña que decidió compartir las fotografías en Facebook.

Su publicación ha recibido miles de comentarios de usuarios en todas partes del mundo

El pasado 06 de febrero, Amy hizo la desconcertante publicación y a pesar de las imágenes parecía que los incrédulos salieron a relucir. Sin embargo, a las pruebas se remitía la mujer que poco tiempo después lloró la partida del cachorrito.

“Cachorro Cíclope”, escribió la mujer en Facebook.

Debido a la extraña disposición de su rostro y a la carencia de su nariz, Cíclope presentó serias dificultades para respirar.

El pobre animalito sólo podía hacerlo por medio de su pequeña boca que además constaba de dos lenguas.

Las lenguas sobresalían por los laterales de su boca.

La alimentación fue otro de los obstáculos que se le presentó de manera inmediata al pequeño, Cíclope no podía tomar leche de manera natural como lo hacían sus hermanitos. Para ayudarle a salir adelante, Amy intentó alimentarlo con un gotero, pero tristemente la criaturita no resistió.

El perrito duró poco, sus malformaciones lo ponían en desventaja ante el mundo.

Debido a la extrañeza de este caso, Amy decidió conservar el cuerpecito de este perrito en una cajita de vidrio. Además de eso, su curiosidad la llevó a investigar las posibles causas de semejantes malformaciones.

La dama intentó todo para salvarlo pero no fue posible.

Un médico veterinario le explicó que la mamá de Cíclope pudo haber comido algún alimento que estuviese contaminado durante el embarazo, lo cual condujo a la malformación del feto por los efectos de una intoxicación.

Esto sólo habría afectado al difunto Cíclope pues junto a él nació otro cachorro completamente sano, y el resto de sus hermanitos de la misma camada tampoco presentaron complicaciones.

Este tipo de casos son realmente extraños y la mayoría tiene pocas probabilidades de supervivencia. Comparte esta noticia que ha impresionado a tantas personas.