Un oso hambriento deja sin comida a una familia que fue al campo a disfrutar de un asado

Muchas son las personas que siguen eligiendo pasar el fin de semana en familia y de preferencia en un lugar verde, cerca de la naturaleza, para poder tener la oportunidad de convivir y olvidarse del día a día en la ciudad, y además para degustar una rica comida.

Seguramente ese era el plan de una familia que se quedó con hambre después de que un aprovechado osito les robó la carne que iban a asar.

Esto sucedió en Monterrey, México, en el Paraje Los Pinitos, lugar al que acuden muchas personas para poder pasar un rato agradable, rodeados de naturaleza y personas agradables, pero el plan cambió cuando un invitado extra se invitó a la reunión.

Mientras la familia en cuestión apenas comenzaba a asar una parte de la jugosa carne y del delicioso pollo que degustarían, un invitado con mucho pelo color café decidió que él también quería probar el delicioso banquete que tenía enfrente. 

Aprovechando que toda la familia se alejó del resto de sus pertenencias, ya que el asador se encontraba un poco lejos, el ingenioso oso se acercó a donde estaba el resto del banquete, y después de dar una buena husmeada, encontró lo que buscaba: una deliciosa y jugosa carnita. 

“Que agradezcan que sólo se llevó la carnita, porque seguramente también pudo haberse comido a todos los que estaban cerca”, comentó un internauta. 

El oso inspeccionó detenidamente todo lo que tiró de la mesa

Además, el hambriento oso tuvo que hacer un pequeño desorden para encontrar el tesoro: volteó la mesa en la que la familia había puesto el resto de lo que comerían, y así fue como se comió toda la carne que encontró en la mesa. 

“Si ese lugar es común como punto de reunión, ya deberían estar acostumbrados y pensar en los ladrones, podrían llevarles alguna ofrenda, por ejemplo”, comentó un internauta. 

Pero eso no es todo, no fue suficiente para el peludo arrasar con todo lo que tenía enfrente, además captaron una foto de cuando ya se alejaba del lugar de los hechos, ¡y llevaba un trozo de carne en la boca!

Seguramente después del atracón que se dio ya no pudo comerse ese último pedazo, pero… ¿quién rechaza una deliciosa cena para llevar? 

“Pobre familia, se quedaron con hambre y todo por un osito aprovechado”, comentó un internauta.

Sin duda la familia pensó en todo lo que necesitaban para pasar un bello día, pero nunca se imaginaron que se toparían con un oso hambriento y aprovechado, ojalá que las otras personas que estaban en el lugar les hayan compartido algo de lo que llevaban.

Comparte esta nota para que más personas lleven unos kilos extra de carne para asar, la próxima vez que salgan de día de campo. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!