Un pequeño chihuahua se debate entre la vida y la muerte por culpa de los fuegos artificiales

Nos gustan mucho las fiestas, incluso ahora que viene la navidad nos alegramos aún más. Sin embargo, estas celebraciones vienen acompañadas de muchas cosas, como por ejemplo: los fuegos artificiales, que para nosotros son muy bonitos, pero a los animalitos no les causa mucha gracia. 

Es el triste suceso ocurrido en la ciudad de Tonalá, en Jalisco, México. Ramón, un pequeño e inocente chihuahua, fue sometido a muy altos niveles de estrés por los fuegos artificiales utilizados en la celebración de las fiestas patronales de dicha localidad 

Ramoncito todavía se encuentra muy mal tras el mal rato que le causaron los artificios. 

“He tenido animalitos que han pasado por esta experiencia y la verdad es que es muy desagradable, debemos hacer algo para que estas cosas no sigan ocurriendo”, dijo una internauta. 

Está muy grave

Mafer Carranza de 26 años, quien es su madre humana, vio que Ramón estaba muy extraño y decidió llevarlo al médico. No recibió muy buenas noticias. El pequeño peludo fue diagnosticado con un shock hipoglucémico, producto del estrés al que ha estado sometido tras la exposición a las explosiones.  

Mafer no estaba muy contenta con ese diagnóstico así que decidió conocer otra mirada médica y fue con otra profesional que lamentablemente le confirmó lo mismo que el especialista anterior. 

Ramón no es el único afectado. Otro perrito, hijo peludo de la prima de Mafer está enfermo de epilepsia, ¿la razón?, los mismos fuegos artificiales. Se trata de un problema de salud pública animal en la zona. 

Por dicha razón, Mafer ha decidido pedir respuestas ante el ayuntamiento de la ciudad, no para exigir represalias o indemnización, sino para generar consciencia sobre los efectos que causa en el mundo animal dicha “celebración”. 

¡Pidamos por su salud!

Mafer no se ha quedado de brazos cruzados. Ha subido una fotografía de Ramoncito convaleciente, llamando la atención sobre la necesidad de hacer algo frente a esta problemática, porque si de algún asunto podemos estar seguros es que Ramón y su primo no son los únicos afectados. 

“Qué caso tan triste, las autoridades y también las personas debemos hacer algo al respecto. Denunciar y acompañarse con las organizaciones pro derechos de los animales para que esto no suceda. Debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos por la salud de nuestros queridos animalitos”, comentó indignada otra internauta. 

Ojalá que tras esta experiencia se lleve a buen término estos casos por el bien de todas las familias. Ya es tiempo de que se piense también en el bienestar de los animales en estas fiestas navideñas.

Comparte esta triste historia entre tus familiares y amigos para crear conciencia sobre el uso de fuegos artificiales, sobre todo durante estas fiestas de diciembre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!