Termina con una lesión en su colita por la emoción de ver a todos en casa por la cuarentena

El coronavirus lleva meses propagándose a tal velocidad que lo más recomendable es implementar medidas como la cuarentena y el toque de queda.

No han sido días sencillos y muchas personas comienzan a sentirse algo frustradas por el aislamiento. Afortunadamente, Emma Smith es una joven que vive con su perrito salchicha llamado Rolo que le ofrece su amor y compañía en estos días de angustia.

Rolo tiene siete años de edad.

En medio de una situación tan tensa, hay miles de perritos que se encuentran más felices que nunca: pueden pasar el día entero jugando y recibiendo mimos de sus dueños.

Muchos han compartido graciosas fotografías sobre las reacciones de sus mascotas durante la cuarentena, pero hay una historia que se ha convertido en la favorita de todos.

Emma y su perrito viven en el Reino Unido.

Este pequeño es el más dulce de todos y desde que comenzó la cuarentena se dedica a recorrer la casa para menear su colita y demostrarle a toda la familia lo emocionado que se siente. Emma explicó lo sucedido a través de su Twitter.

“Mi perro está tan feliz de que todos estén en casa por la cuarentena que su cola dejó de funcionar”.

Afortunadamente, la salud de Rolo no se encuentra en peligro. Su único problema es que es demasiado tierno y no puede para de regalar amor a toda su familia. El veterinario explicó que se trataba de un esguince y que en cuestión de tiempo todo volvería a la normalidad.

Su tratamiento consistirá en algunas pastillas para el dolor y tratar de que Rolo mantenga un poco la calma.

“Fuimos al veterinario y este fue el diagnóstico: ‘Se le torció la cola por moverla en exceso’”, dijo Emma.

Muchos han quedado incrédulos con lo sucedido pero realmente no es la primera vez que algo así sucede. Desde hace mucho tiempo existe el Síndrome del Perro Feliz y sucede cuando baten tanto su colita que ni siquiera parece importarles si la chocan con algún objeto sólido.

El resultado es que la piel de esta zona comienza a mostrar una serie de heridas. En el caso de Rolo simplemente se trata de un esguince y su piel no se vio afectada.

“Él es un perro muy feliz. Se ha recuperado y ya mueve un poco la cola de un lado a otro, pero le cuesta levantarla tanto como antes”, dijo Emma.

No hay duda de que Rolo hará que los días de cuarentena sean mucho más amenos para todos en casa. Ver a un peludito feliz es algo que siempre nos  hace sentir mejor y nos recuerda que lo más importante es compartir todo el tiempo posible con nuestros seres queridos.

¿Sabías que algo así podía pasarle a los perritos? Comparte esta nota para celebrar lo alegres que se encuentran los peludos durante la cuarentena junto a su familia.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!