Un perrito rescatado no paró de ladrar durante más de 5 horas para salvar a su dueña de 92 años

Cuando alguien adopta a mascota, cambiará su vida para siempre. En más de una ocasión son los perritos los que con su lealtad logran salvarnos la vida y un chihuahua es un verdadero ejemplo de esto. Su dueña, una anciana de 92 años, sufrió una inesperada caída y de no ser por la insistencia de su perrito no habría conseguido la ayuda que tanto necesitaba.

Sassy ya tiene nueve años viviendo con Marie.

Sassy vivía en las calles y luego en un refugio hasta que Marie Alexander decidió adoptarlo. Desarrollaron una hermosa relación y en cuestión de semanas ya se habían vuelto completamente inseparables. Con su avanzada edad, Marie lleva una vida muy tranquila, pero siempre que sale cuenta con su perrito para que vaya a su lado.

Marie y Sassy viven en Florida, Estados Unidos.

Un día, cuando fue a buscar el correo no logró llegar de nuevo a su casa. Se tropezó y quedó en el suelo sin fuerzas para poder levantarse.

“Cuando iba a subir un pequeño escalón mi pie se torció y me caí de espaldas al suelo”.

Por desgracia, había caído en una parte donde nadie podría verla. Estaba detrás de una cerca y bajo los arbustos, pero Sassy supo que algo andaba mal y que Marie necesitaba de ayuda lo más pronto posible. El perrito, que solamente ladraba cuando escuchaba el timbre de su casa, comenzó a proferir ladridos desesperados en búsqueda de alguien que ayudara a Marie.

Marie se había lastimado el área de las costillas y no podía pararse por si misma.

Nadie parecía acudir a sus llamados, así que Sassy incluso intentó acercarse a los autos que pasaban por la avenida para tratar de obtener su atención. Pasadas 5 horas, el agotado perrito seguía sin rendirse y finalmente logró lo que tanto necesitaba. Una pareja que pasaba por allí pensó que había algo muy extraño con su comportamiento así que se acercaron y vieron a la pobre Marie Alexander en el suelo.

Marie se encontraba deshidratada por haber pasado tantas horas bajo el sol.

Marie tenía muchas picaduras de insectos. Además, había pasado tantas horas a la intemperie que se encontraba sumamente débil y desorientada. Por suerte, la ayuda llegó justo a tiempo. Marie pudo recibir la asistencia que tanto necesitaba y ahora se encuentra recuperándose.

“¡Qué perro tan astuto! Supo muy bien qué era lo que tenía que hacer”.

Ninguna de sus heridas resultó muy grave pero de haber pasado más tiempo allí puede que los resultados hubiesen sido mucho peores. Cuando su historia se dio a conocer la gente quedó encantada con la enorme lealtad del pequeño Sassy.

Comparte esta bonita historia para agradecer a tantos perritos que, como Sassy, que están dispuestos a hacer lo que sea para salvar a sus dueños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!