Un perro se queda solo en el refugio después de que todos los demás fueran adoptados

Dicen que el tiempo de Dios es perfecto y que  cada uno tiene lo que le corresponde en el momento preciso, solo es cuestión de esperar pacientemente y disfrutar cada día con las personas que te rodean. Algo sin duda que aprendió Kenny, un dulce perrito que supo divertirse después de quedar solo en el refugio en que se encontraba.

No importa donde estés sino con quien puedas compartir tus aventuras. 

Wayside Waifs en Kansas City, Missouri, realizó un evento de adopción de 19 horas, muchas personas asistieron y cientos de animalitos encontraron hogar permanentes, al final del evento 203 animalitos incluidos perros, gatos y hasta conejillos de indias se fueron con una nueva familia adoptiva. Sin embargo, todos los perros en el refugio habían sido adoptados menos uno.

Mientras esperaba una familia Kenny se divertía con los colaboradores del refugio.

El adorable perrito llegó al refugio después de ser transferido de la SPCA de Luisiana, los colaboradores de Wayside Waifs no saben mucho sobre su pasado, solo saben que el dulce y distraído Kenny es parte de su presente, un perrito que le encanta correr y jugar y que no hay una persona que no se haya enamorado del carismático canino, así que es un misterio que el adorable perrito haya pasado por alto el día de la jornada de adopción.

A todos les llega el tiempo correcto para dar y recibir amor. Kenny solo debía esperar un poco más.

Casey Waugh gerente de comunicaciones y donaciones de Wayside Waifs lo describe como un perrito amigable, divertido y feliz. Si lo sacan a pasear no hay lugar donde el tierno perrito haga amigos, parece que para él cada día es una aventura. Kenny es un perrito muy enérgico y fuerte así que necesita una familia que esté dispuesta a darle largos paseos y lo hagan corren tanto como sea posible.

Kenny busca una familia que lo ame tanto como él ama a todas las personas que se encuentra.

En Wayside Waifs no entienden  cómo nadie notó al dulce perrito, Kenny se quedó sin sus amiguitos de cuatro patas pero sus amigos del refugio se han encargado de darle mucho amor  mientras encuentra una familia permanente. Kenny disfrutó de todas las atenciones privilegiadas, incluso le dieron galleticas especiales para perros, un collar nuevo y un grande y delicioso hueso.

Por unos días fue el consentido del refugio.

The Dodo

La historia de Kenny no podía pasar desapercibida así que se hizo viral en las redes sociales, afortunadamente a los días alguien regresó al refugio y Kenny ahora tiene una madre amorosa. Las cosas siempre llegan en el momento indicado, y el hogar permanente para Kenny llegó cuando más lo necesitaba.

Esperemos que cada perrito logré conseguir un hogar permanente lleno de amor. Comparte la nota para motivar a las personas a que adopten y que así como Kenny todos tengan con quien jugar.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!