Un perro callejero interrumpió una boda y la pareja reaccionó de la forma menos pensada

Era el gran día de Matheus y Marília y fue aún más grandioso gracias a una serie de eventos que hizo que un perro de la calle se convirtiera en la estrella de su boda, y su amigo para toda la vida.

La pareja de São Paulo, Brasil, había planeado su boda al aire libre, contando que el clima de la ciudad les ayudara a celebrar con su familia y amigos. Pero el tiempo y el destino, hizo que todo cambiara.

Marília y Matheus tuvieron que cambiar de planes debido a una tormenta, una de esas que en que el cielo se desata. La ceremonia se mudó bajo una tienda y los invitados estuvieron protegidos de la lluvia.

Matheus y Marília, felices en su boda.

Aunque los invitados a la boda no fueron los únicos que se refugiaron bajo el techo, también lo hizo un perro mestizo que rondaba la zona.

Mientras todos ocupaban sus asientos y empezaba la boda, el perro entró en la tienda y en lugar de elegir un lugar alejado de la acción, se fue acercando a donde estaban los novios, en el altar, a pesar de que varios invitados intentaron que sus patas cubiertas en lodo no los ensuciaran.

“Cuando empezó la ceremonia, para sorpresa de todos, el perro entró al mismo tiempo que el coro comenzó a cantar” contó luego Marília. Pero la mayor sorpresa vendría después.

La ceremonia fue muy especial.

El perro continuaba en la ceremonia pero no la detuvo, la novia llegó hasta el altar y la pareja leyó sus votos, otra vez el perro se robó la atención de todos.

En ese momento, con sus patas llenas de barro, se acomodó en el velo de la novia a descansar.

Las risas de felicidad se esparcieron por todo el lugar. En ese momento, nadie pudo sacar al perro de la tienda. Marília se sintió conmovida por la actitud del perro y no tuvo problemas de compartir la atención con él.

“Fue una adorable sorpresa para mí, porque amo los animales… Me gustó mucho”, cuenta la novia.

Así se acostó el perro, en el velo de la novia mientras daba sus votos.

Facebook / Felipe Paludetto Fotógrafo

Por esa razón el perro tuvo el permiso oficial de pasar el resto de la noche en el casamiento y los amigos y la familia siguieron el ejemplo de los novios, haciéndolo sentir como en casa durante toda la boda.

Con este visitante inesperado, Marília y Matheus comenzaron su vida de casados y festejaron su irrupción en sus vidas.

Sin embargo, cuando terminó de llover, el perro se fue tan repentinamente como apareció. Pero aquí no llegamos al final de la historia.

Esa noche la pareja había decidido adoptar al perro, por lo que se sintieron apenados cuando se fue y comenzaron su búsqueda.

“Decidimos adoptarlo porque era un perro de la calle”, que siempre supo que lo iban a hallar a pesar de la semana que había pasado sin novedades, contó ella.

Después de poner todos los medios a su alcance dieron con el perro y ahora Snoop, como le pusieron al perro mestizo, vive feliz con la recién formada familia. Tras pasar un excelente primer día “jugó muchísimo, comió y bebió agua. Está muy feliz y durmió muy bien la primera noche”, contaba Marília.

Lo buscaron durante más de una semana y lo hallaron.

La pareja había decidido adoptar al perro la noche que lo conocieron.

La joven siempre fue amante de los animales.

Marília Pieroni

¡Qué tierna historia! Compártela con tu amigos y familia

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!