Un perro con ansiedad elige a su nueva mamá y pasa sus últimos días de vida como un superhéroe

Naliyah Kaya es una gran amante de los animales. En casa ya tenía a dos grandes peluditos llamados Jasper y Captain. Pensó que no tenía espacio para otra mascota pero en cuanto conoció al hermoso Zeus supo que de alguna manera él la había elegido para convertirla en su madre adoptiva.

Todo comenzó cuando Naliyah se ofreció como voluntaria para fotografiar a los perros de un refugio. De esta manera, tienen más posibilidades de conseguir un hogar definitivo, pero en el caso de Zeus, él parecía decidido a robarse el corazón de la fotógrafa.

Zeus era un gran perrito mestizo de mastín inglés, llevaba varios años en el refugio y siempre fue muy tímido. Temía acercarse a cualquiera de los rescatistas, pero en cuanto vio a Naliyah tomó la decisión de acostarse dulcemente en su regazo.

Ella no pudo más que derretirse y lo llevó a casa. Su principal preocupación era que Zeus se llevara bien con las otras mascotas, esa misma noche, los tres peludos de la casa estaban jugando y compartiendo la comida como viejos hermanos.

La adopción fue todo un éxito.

Un año después, la salud de Zeus comenzó a deteriorarse, los veterinarios lo diagnosticaron con osteosarcoma. El cáncer estaba ubicado en una de sus patitas delanteras así que tomaron la decisión de amputarla para evitar que el tumor se propagara hacia el resto del cuerpo.

El simpático peludo se recuperó rápidamente, pero seis meses después descubrieron que el problema había regresado. Encontraron el cáncer nuevamente en sus pulmones. Durante un tiempo, Zeus recibió tratamiento pero finalmente los médicos dijeron que no había nada más que pudieran hacer.

El hermoso mastín había llegado a la vida de Naliyah por un tiempo demasiado corto, pero se había robado el corazón de todos. Eran noticias muy dolorosas, pero se concentraron en hacer que los últimos días de Zeus fueran los mejores.

Naliyah contactó a un fotógrafo e hizo una sesión de fotos muy especial con el lindo peludito luciendo una capa de superhéroe.

“Sabía que le quedaban sólo un par de semanas de vida. Había muchas cosas que quería hacer con él, así que aproveché al máximo cada día. Siempre pensé que tendríamos más tiempo juntos”, dijo Naliyah.

Además de las hermosas fotografías, Zeus disfrutó de las comidas más deliciosas y viajó en crucero. Fue un día muy especial y todos los que se acercaban a él le brindaron mimos y cariño.

Lamentablemente, ese fue su último día. Después de pasar tantos años en el refugio, Zeus pudo partir de este mundo como un perrito feliz, con familia y hasta con capa de héroe.

No hay nada más doloroso que decir adiós a nuestros peluditos. Comparte esta emotiva historia para dar a conocer el recuerdo de este lindo mastín y recordar lo maravilloso que es adoptar a un perrito.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!