Un perro es grabado trasladando su plato de comida, hasta que su familia descubre su plan

Los perros son seres muy especiales e inteligentes, les encanta ser el centro de atención y recibir mucho amor, pero también saben muy bien como retribuir toda la atención y cuidados que recibe de sus seres queridos.

El protagonista de esta historia se llama Murphy, un hermoso cachorro que vive felizmente con una familia que lo adora y se preocupa por él.

Cuando llega la hora de comer, Murphy sabe muy bien qué hacer para no quedarse por fuera.

Hace un par de años Murphy sorprendió a su familia, quienes le sirvieron la comida para perros en su cuenco y se lo dejaron en la cocina como siempre lo habían hecho.

Audrey Waito, la madre de Murphy, dijo que la familia acostumbra a comer en la otra habitación mientras ven la televisión después de dejarle la comida a Murphy en la cocina. 

«Mi hija y yo estábamos sentadas en los extremos opuestos del sofá cenando cuando Murphy trajo su plato y saltó entre nosotras y lo colocó suavemente y comenzó a comer», dijo Audrey.

Y desde ese momento Murphy decidió unirse a ellos para comer cada noche.

Lo normal es que nuestros amigos peludos coman en un tazón en el suelo, esto está bien para la mayoría de los cachorros, pero la preferencia de Murphy cuando se trata de comer es un poco diferente del resto de los perros.

Este cachorro prefiere comer y relajarse sobre el mismo mueble que lo hace su familia. Mira cómo lo hace:

Realmente a Audrey y a su familia no les importa que Murphy coma con ellos en el sofá; de hecho, es algo que agradecen y disfrutan mucho.

A pesar de que el cachorro se esfuerza en tener mucho cuidado para no derramar la comida mientras carga su cuenco y dejarlo en el sofá, han tenido algunos contratiempos. Entonces cuando llega la hora de comer, Audrey lo ayuda para ahorrarle problemas.

«Empecé a poner su plato en su lugar en el sofá», agregó Audrey.

Es evidente que este cachorro se siente uno más de la familia. Él sabe que la hora de comer es un momento especial para compartir y disfrutar todos juntos.

«Es mi otro hijo», dijo Audrey.

Este cachorro siempre quiere estar con sus seres queridos, aunque abandone algunas costumbres propias para los perros.

«Está bastante mimado», agregó Audrey.

La familia de Murphy quiere que él se sienta amado, cómodo y feliz. Este perrito es el centro de atención de todos sus seres queridos.

Comparte la ocurrente historia de este cachorro que sabe muy bien qué es importante en su familia.