Un perro permanece 7 días en la nieve junto a su dueño herido para cuidarlo y darle calor

“Amistad”. No existe una palabra más hermosa y que encierre tantas cosas en sí misma. Un amigo es quien camina a tu lado, quien demuestra que te quiere, tanto en las malas horas como en las buenas. En lo que respecta a los perros, esto adquiere otro nivel, y si no, veamos un ejemplo de esa legendaria lealtad canina.

Nuestro protagonista es un perrito conocido como Ash, quien demostró un gran coraje, heroicidad y amor por su mejor amigo humano. Se trata de un escalador anónimo de 33 años de edad, quien tropezó y se fracturó el tobillo mientras ambos realizaban senderismo por los Alpes italianos.

El hombre, adolorido y bajo temperaturas de miedo, debió permanecer al menos unas diez horas postrado en la nieve de un camino ubicado en una de las zonas más altas de la montaña, a 700 metros de altura para ser exactos.

Y ahí estuvo Ash. Inmutable y fiel, padeció estoicamente al igual que su humano mientras llegaban por ayuda, siempre a su lado. De hecho, quién sabe cuál hubiese sido el destino del escalador y de esta historia sin su milagrosa presencia.

El panorama se pintaba oscuro, pero el hombre originario de la región de Trieste, tuvo la fortuna de que, a pesar del frío hostil, su leal y grandiosa mascota jamás lo dejó solo y estuvo vigilante todo ese largo período de tiempo. Compañía que, por cierto, fue de vital importancia, ya que se encontraban incomunicados.

Su perro sirvió como su única contención en ese momento tan aterrador. Por fortuna, la pareja del escalador se percató de que este y su perro habían desaparecido e informó a las autoridades, después de que no recibiera noticias de ellos en varios días.

Finalmente, un grupo de rescate acudió a la zona montañosa en helicóptero y lograron extraer del lugar al accidentado sujeto y su leal perrito. Según los voluntarios, ambos estaban realmente impactados por el clima, a punto de la hipotermia, pero milagrosamente vivos.

“Este perrito mestizo es un ejemplo de qué tan leales pueden llegar a ser estos animales. Demostró una vez más esa lealtad legendaria por su compañero humano, que tantas veces nos ha enseñado su especie”, dijo uno de los rescatistas.

Él contusionado hombre estaba cubierto de hojas, con una manta térmica encima y hasta un mapa. Esto fue lo que llamó la atención de uno de los voluntarios desde el aire, y pudieron ser avistados. El hombre, exánime, fue puesto en una bolsa de primeros auxilios y trasladado al hospital.

“El joven estaba herido y policontuso, pero consciente, y tenía a un valiente al lado.

Resbaló varios metros en un canal y cayó lo más cerca posible del agua del arroyo, pero también logró sobrevivir gracias a la compañía del perrito”, dijeron desde el equipo de Rescate alpino Friuli Venezia Giulia.

Y es que, resulta algo natural en los animales darnos muestras de amor y protección a prueba de balas. Son este tipo de historias las que nos inspiran a ser mejores y más consecuentes con el amor que estas criaturas nos regalan todos los días.

Por muy nublado que se pueda tornar el cielo, mientras respiren, ellos nunca se irán de nuestro lado, e incluso cuando ya no estén con nosotros, o incluso si partimos primero, pervivirán. Afortunadamente este par de aventureros ya se encuentran bien.

El escalador debió guardar reposo algunos y días y Ash, regresó como todo un héroe, a bordo del helicóptero de Protección Civil para esperarlo en su cálido hogar donde se reencontró con él. Comparte esta bella historia de amistad a toda prueba.

Más noticias sobre: