Un perro sobrevive tras comerse una galleta de una sustancia ilícita que encontró en el parque

El consumo de sustancias ilícitas siempre genera controversia, hay quienes están a favor y quienes están en contra. Sin embargo, esta discusión es sobre el consumo entre humanos. Nunca hablamos sobre el efecto de la misma entre nuestras mascotas. Como esta historia en Lyland, Inglaterra.

Billy

Sarah Eccles, quien es la madre de Billy, un pequeño, hermoso e inocente perrito, se encontraba junto a su pequeño en un parque de su localidad. Sin darse cuenta, pudo ver que Billy comió algo que lo puso en muy mal estado.

Sarah volvió a casa con Billy y al verlo empeorar decidió llevarlo al veterinario. El médico, al atenderlo, le comentó que debían estar seguros de qué sustancia habría ingerido. Por lo que Sarah decidió explorar el parque en donde habían estado y encontró dos galletas muy similares a lo que el pequeño se había comido horas antes.

Se trataba de galletas con marihuana. Afortunadamente, Sarah llevó a tiempo a Billy y fue atendido para que vomitara lo que se había comido. Como ya había pasado mucho tiempo, la sustancia hizo efecto en el pequeño. En un vídeo que se ha difundido en redes sociales, podemos ver el estado de Billy.

“He sabido de casos similares. Algunos con buenos y otros con finales no tan buenos. Pobre Billy, se pasó de comelón y se llevó a la boca algo inesperado”, mencionó una internauta.

Billy se encontraba en muy mal estado

Sarah ha comentado que realizó el vídeo para que las personas pudieran ver cómo es la reacción de los animalitos ante este tipo de sustancias. Para así prevenir que estas cosas sucedan en el futuro.

“Pobre Billy, se ve realmente mal en el vídeo. Ojalá pueda mejorarse pronto para que pueda volver a correr y jugar feliz, como todo perrito de su edad”, comentó preocupada otra internauta.

Para buena noticia de Sarah y Billy, el pequeño peludo se mejoró al poco tiempo y volvió a jugar con su pelota. Sin embargo, el veterinario advirtió sobre los terribles efectos que estas sustancias y el chocolate ocasionan en los perritos.

“Creo que Billy aprendió muy chico a ir de fiesta, debería tomárselo con más calma, está muy pequeño para sustancias tan fuertes”, dijo bromeando otro internauta.

Esta historia tuvo final feliz, por lo que nos invita a que estemos muy pendientes de darle todo el cuidado necesario a nuestras mascotas. Siempre nos necesitan para que crezcan sanos y felices. No basta con el amor que le profesemos si no les damos los cuidados más exigentes.

Compartir la experiencia de esta familia puede ayudar a otros a saber qué hacer en el caso de intoxicación canina.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!