Un perro vagabundo se une a la interpretación de un músico en la calle y roba corazones

Hay muchos perros que de verdad tienen una afinidad muy especial con la música. A algunos de ellos los podemos ver aullando cuando escuchan el sonido de un instrumento y uno que otro hasta se sube al piano en dos patas para tocar algunas notas.

¿Pero qué nos dices de un perro que se detiene en plena vía pública para acompañar a un músico? Pues ese fue exactamente el episodio que sorprendió al clarinetista ucraniano Sergei Ivanovich.

Ese día de trabajo, Sergei tendría a un compañero muy especial

Sergei se encontraba tocando el clarinete en Dnepropetrovsk, Ucrania. Estaba sentado a un lado de un edificio, cuando de pronto un perro que pasaba por la calle se detuvo al escuchar el sonido de su instrumento.

El clarinetista notó la presencia del perro desde el momento en el que comenzó a tocar las primeras notas. Era evidente que este animalito era todo un amante de la música y estaba dispuesto a demostrar su pasión de un modo muy singular.

Además de su gusto por la música, este perro se robó el corazón de todos con su dulzura

Eventualmente, cuando el perro tomó un poco de confianza, comenzó a aullar ante el sonido del instrumento de Sergei y ambos, músico y can, interpretaron un dúo muy singular que no dejó indiferente a nadie.

Ese día Sergei cautivó la atención de muchos de los transeúntes, quienes además se acercaron para dejar generosas contribuciones a su talento, sin embargo el clarinetista sabe de sobra que él no lo hubiese logrado solo. Su compañero se llevaba buena parte del crédito.

Mira a Sergei y a su nuevo compañero canino

Un periódico local que conoció la historia de Sergei gracias a un video que se hizo viral en las redes sociales, quiso indagar un poco más acerca de la relación que tenían el músico y el perro, pero él aclaró que la mascota no le pertenecía.

Él solo llegó al principio de su interpretación y se quedó a su lado, aullando todo ese tiempo.

Numerosas personas contribuyeron con Sergei ese día gracias a su compañero de 4 patas

Pero esta no es la mejor parte de la historia. Más allá del éxito que obtuvo el músico ese día al recibir numerosas propinas y de todos los videos y fotos que protagonizó junto a su amigo de 4 patas, lo más bonito de esta historia es que Sergei se llevó consigo al perro tras terminar su interpretación.

Sergei ya tiene a un perro en casa, pero no le importó sumar a este otro a la familia y brindarle la oportunidad de tener un buen hogar. A fin de cuentas, estaba más que demostrado que ambos conformaban un excelente dúo, ¿verdad?

¿Lo mejor? Este perrito con tan buen gusto musical no volverá a estar solo en las calles

Si te encantó este concierto perruno y el final de esta simpática historia, no te vayas sin antes compartirla en tus redes sociales.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!