Un pitbull callejero reacciona al ver a un niño desaparecido que nadie reclamaba

Para algunas personas los pitbulls no son bien vistos debido a una falsa reputación donde se le atribuyen ser caninos agresivos y poco fiables, pero quienes han tenido la oportunidad de compartir con esta raza sabe que en realidad son bastante gentiles, dulces y muy protectores.

Y esto lo demostró recientemente un perrito pitbull que a pesar de ser callejero siempre estuvo receptivo y dócil ante un pequeño niño que se encontraba perdido.

El niño se llama Khamorion Taylor.

El niño de alguna manera se las arregló para salir de su casa y comenzó a deambular solo por las calles, pero en un momento se topó con el pitbull quien decidió cuidarlo hasta asegurarse de que estuviera sano y salvo en casa.

Después de varios minutos, la tierna pareja, can y niño, fueron observados por una mujer que estaba paseando a sus propios perritos.

Fueron vistos junto por el vecindario del norte de Saint Louis City, en Misuri.

La mujer que decidió permanecer en el anonimato, comentó que a simple vista el pitbull estaba protegiendo al niño mientras deambulaban. Al parecer el perrito comprendió que el pequeño estaba solo y vulnerable y permaneció a su lado.

Ante ello, la mujer intervino para poder regresar al niño casa.

“Llamé a las puertas de arriba a abajo de la calle. No hubo respuestas, nadie respondió, no reconocían al niño. Se veía bien cuidado, estaba muy ordenado y limpio, simplemente no tenía zapatos”.

Sin embargo, la mujer siguió adelante y mientras tocaba puerta tras puerta el pitbull permanecía al lado del niño. También usó las redes sociales, pero tampoco obtuvo respuestas.

Finalmente, el propio padre se dio cuenta de la desaparición de su hijo y acudió a la policía. Poco después padre e hijo se reunieron, en el reencuentro el hombre conoció al fiel perrito que cuidó de su hijo mientas estaba perdido.

El niño se reunió con su familia y su peludito ángel guardián siempre estuvo a su lado.

La mujer por su parte, estaba feliz de poder ayudar y ser parte de esta historia con final feliz. Al respecto comenta:

“Es importante que nos mantengamos unidos, que nos ayudemos unos a otros, que volvamos a las cosas que solían hacer nuestros abuelos y su comunidad. Que construyamos un sentido de unidad”.

Este hermoso pitbull conquistó el corazón no solo del padre agradecido y el niño, sino de los policías, quienes están pensando en incorporarlo en el departamento de policía de St. Louis y hacerlo un miembro más del equipo.

Bien dicen que Dios siempre envía ángeles a nuestra vida, y cuando se le acaban las alas les pone colitas, y este niño tuvo al mejor ángel de la guarda. Nos complace saber que todos en esta historia lograron un final feliz. ¡Compártela!

Más noticias sobre: