Un refugio recibe un «esqueleto con piel» gravemente enferma y suplica ayuda a las redes

Cuando pensamos en un perro desnutrido, la imagen de uno espantosamente delgado, en los puros huesos es la que, por lo general, nos viene a la mente. La causa de la desnutrición en los perros se debe a la falta de una alimentación adecuada. Un perro en situación de calle normalmente sobrevive comiendo restos de comida que encuentra disponibles.

Enlaces patrocinados

Hace más de una semana, la Sociedad Protectora de Animales de Danville, Virginia, Estados Unidos, recibió a uno de estos sufridos peludos, una hembra con el costillar al aire. Su estado físico era francamente desgarrador de ver.

La perrita en desgracia había sido rescatada por la organización en favor de los animales como cualquier otro ser de la calle. Sin embargo, tenía un collar puesto, lo que demuestra que, en algunos casos, existen perros desnutridos con hogares. En algún momento fue la mascota de alguien quien, por alguna razón, la dejó ir.

“¿Conoces a este perro? Lo recogieron como extraviado y nos lo llevaron. Es, literalmente, un esqueleto con piel y pelaje. Tiene un collar, así que sabemos que tenía un hogar”, escribieron en una publicación los portavoces de la Sociedad Protectora de Animales en Virginia.

Esto es un fenómeno que, generalmente, se genera por la falta de comprensión y compromiso, pero también por la falta de empatía por parte del responsable del animal con respecto a sus necesidades nutricionales. Y es que, diferentes perros necesitan diferentes dietas para mantenerse y prosperar con un cuerpo sano.

Miembros de la misma organización acogieron al animal, visiblemente preocupados por el severo estado de debilidad y delgadez en el que se encontraba esta dulce perrita. Rápidamente, fue trasladada a una clínica especializada para que fuera atendida. Asimismo, aprovecharon para describir lo que sintieron al verla.

Enlaces patrocinados

“Francamente, da la impresión de que tuvo un pésimo hogar. Daba mucha pena ver el estado en el que llegó. Ahora la van a transferir a una clínica veterinaria. Ella es muy dulce”, dijeron.

Varias horas después, el refugio proporcionó información actualizada sobre el estado de salud de la perrita, a través de un parte médico bastante puntual. Por fortuna, parece estarse recuperando satisfactoriamente y ya ha comenzado a ingerir alimentos, lo cual es un muy buen síntoma.

“Su temperatura ha mejorado ligeramente. Su análisis de sangre mostró algunas preocupaciones que serán monitoreadas de cerca. Ella comió y eso es algo muy bueno. Está siendo tratada por una fuerte infestación de parásitos internos”, informó el veterinario.

Deberá permanecer en el hospital unos cuantos días más. Ese es el mejor y más seguro lugar para ella, por ahora. Recibe mucho amor y atención por parte de todo el personal de la clínica. Y es que, en realidad se trata de una perrita muy tierna y humilde.

El equipo del refugio que la recibió y rescató del oprobio de las calles espera que alguien reconozca al animalito y se acerque con alguna información. También publicaron sus coordenadas para que puedan comunicarse con ellos. Y si no llegan por ella esperemos que encuentre un buen hogar.

Enlaces patrocinados

Comparte esta historia con tus familiares. Cuanto más indefensa es una criatura, más derechos tiene a ser protegida por el hombre, contra la crueldad del hombre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!