El vídeo viral del perro que imitando a su dueño se lanza desde lo alto de un tobogán

Los perritos siempre serán un miembro importante de cada familia, son leales, cariñosos, alegres, y muchas cosas más, y contagian esas importantes cualidades a sus dueños, quienes en definitiva viven vidas más felices y completas.

Y ahora las redes sociales se han convertido en la herramienta perfecta para compartir con el mundo tanta felicidad, como la cuenta que le hicieron a Bento, un perrito que sigue a sus dueños a todos lados, incluso si uno de ellos se lanza por un tobogán.

Los humanos de Bento le crearon a este tierno Golden Retriever una cuenta de Instagram en agosto de 2019, poco después de que perdieran al anterior perrito que tenían.

En la primera foto que subieron de Bento no hablan mucho sobre cómo es que su perrito murió, pero sí dicen que Bento es como un arcoíris en sus vidas, y que será tratado con mucho amor y paciencia.

Ama la playa

Los perritos Golden Retriever tienen mucha energía, ya que esta es una raza grande, por lo tanto necesitan ejercitarse, y los papás de Bento lo saben, por lo que desde su llegada sabían que debían entrenarlo y mantenerlo ocupado.

Poco después de una semana de su llegada, los dueños de Bento publicaron un vídeo en el que mostraban cómo el tierno cachorrito ya había aprendido a sentarse, claro está que con los premios correspondientes.

“Es una ternura, y se ve que lo quieren mucho, ojalá toda la familia tenga muchos días felices”, comentó un internauta.

Hace poco los dueños de Bento compartieron un vídeo en el que uno de ellos se lanza por un tobogán que da directamente al mar de Cumbuco, Brasil, que es donde viven ellos.

El pequeño Bento ve cómo su dueño comienza a deslizarse y no lo piensa mucho, él se lanza detrás de él. Y aunque es totalmente inexperto en el tema, logra equilibrarse y sigue el rumbo del tobogán con mucha estabilidad, para luego sumergirse en el mar.

“Qué lindo perrito, se ve que se divirtió muchísimo”, comentó un internauta.

Y por si esto fuera poco, luego se lanza su humana, y él logra zafarse de la mano de quien sujetaba su correa, y vuelve a lanzarse por el tobogán, ahora ya con más seguridad, pero con la misma alegría que la primera vez.

¡Es adorable!

 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Bento (@lifewithbento) el

Sin duda Bento, quien ya tiene seis meses de edad, no puede apartarse ni un segundo de sus humanos, a quienes sigue a todos lados, y como recompensa a esto, puede encontrar diversión en donde no se la imaginaba.

Ojalá que todos los perritos del mundo tengan una familia como la de Bento, comparte sus adorables hazañas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!