Un travieso perrito se rehúsa a separarse de un gigantesco juguete para adultos

Los paseos con nuestras mascotas están llenos de emociones y de mucha diversión. Nuestros amados peludos son tan espontáneos y traviesos que se divierten con cualquier cosa que consiguen a su paso, tal es el caso de Flossie, que en su reciente salida a caminar hizo ruborizar el rostro de su humana.

Sara Middleton, una mujer bombera de 40 años que trabaja en Ashington, Inglaterra adora a sus cinco consentidos basset hound. Le encanta pasar tiempo con ellos, todos los días los saca a pasear. En una de esas ocasiones, se sorprendió como nunca de lo que tenía Flossie, una de sus adorables mascotas, en la boca.

Es normal que a los perritos les guste asir con sus mandíbulas pedazos de madera, objetos de plástico como botellas y esas cosas, pero jamás pensó que vería en las inocentes fauces de su adorable Flossie de tres años, un enorme dildo de 20 centímetros de color rosa.

El inesperado juguete sexual estaba todo sucio y embarrado pues lo encontró tirado en el bosque, cómo llegó hasta allí, es aún un total misterio. Debe haber alguna dama buscando en algún cajón de su cuarto el entrañable objeto.

Los 5 perritos son únicos y especiales

“¡BIEN! Cuando fui al bosque hoy, no esperaba esta sorpresa», dijo la ruborizada Sara.

La mujer intentó sacar el juguete de la boca de la mascota, pero por más que lo se esforzó no pudo, el animalito creía que ella estaba jugando con él y más se aferraba con los dientes bien apretados para no dejarlo caer.

Este no es el único incidente reciente de una mascota que se encuentra en un paseo un juguete para adultos, de hecho, se conoce el caso de Julie Maher y su hermoso golden retriever llamado Lucas, ambos de Leeds, Reino Unido.

Por su parte, la desesperada bombera rogaba a Dios que ninguna persona conocida pasara por allí en ese momento, menos aún algún compañero de trabajo.

De solo pensar que la encontraran a ella, con su perro y un objeto de ese tipo, no era nada agradable, como podía le indicaba a la emocionada mascota que bajara el incómodo objeto, pero él la estaba pasando de lo lindo y no tenía intenciones de desprenderse de su nuevo juguetito.

Otra mujer que también paseaba a su can un tanto más serio que Flossie hizo un comentario al verlos.

“La mayoría de los dueños le dan a su perro una pelota”, comentó suspicazmente la mujer.

Después de esto, Sara decidió tomar las fotos de lo sucedido y compartirlo en sus redes sociales. De inmediato se hizo famosa junto a sus cinco hermosos compañeros caninos.

Finalmente, cuando ya iban de regreso a casa, Flossie dejó caer el objeto justo antes de subir a la camioneta. Sin duda, será un día de paseo muy difícil de olvidar para todos.

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos, y disfrutemos de las ocurrencias de nuestras traviesas mascotas

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!