Un valiente hombre no duda en saltar a un auto en llamas para salvar la vida de su perrita

Wade Newman es un valiente hombre que está dispuesto a hacer cualquier cosa para ayudar a sus perritos; incluso si se trata de entrar a un auto en llamas. Wade es el conductor de un camión. Trabaja día y noche pero todo es mucho más llevadero ya que comparte su rutina con dos lindas perritas que se han convertido en parte de su familia.

Snowflake apenas tiene dos años de edad.

Por desgracia, en uno de sus viajes, sufrió un accidente que pudo acabar con su vida y la de sus mascotas. Cuando ocurrió un inesperado choque, el camión no tardó en prenderse en llamas. Sasha, una de las perritas pudo escapar de allí a toda velocidad y logró salir sin ninguna herida.

El accidente ocurrió en un viaje que Wade hacía con destino a Canadá.

Por desgracia, Snowflake no supo cómo reaccionar y en medio de un ataque de nervios se quedó allí sufriendo terribles quemaduras. Wade sabía que era sumamente arriesgado entrar a salvarla, pero su amor por la dulce perrita era tan grande que no lo pensó dos veces y entró allí. Los dos lograron salir con vida, pero las heridas de Snowflake era tan severas que todavía no sabían si lograría recuperarse.

Waden temía que si esperaba a los bomberos podía ser demasiado tarde para Snowflake.

Wade la llevó a Winnipeg Humane Society. Allí quedaron impactados cuando escucharon la heroica manera en que el conductor había salvado a su perrita y decidieron darle el mejor cuidado posible. La pequeña perrita tuvo que pasar varias semanas allí hospitalizada y el primer paso era lograr encontrar los fondos para las múltiples cirugías que debía recibir.

El tratamiento de Snowflake tenía un costo de poco más de 20 mil dólares.

Las quemaduras habían causado fuertes heridas en todo su cuerpo y necesitaba ayuda lo más pronto posible. La Fundación los ayudó a recaudar los fondos y gracias a todos los seguidores que se conmovieron con la gran lucha de Snowflake en 4 días ya habían recaudado el dinero que se necesitaban para su tratamiento médico.

Snowflake tuvo que recibir varios injertos de piel para poder recuperarse.

La perrita estuvo hospitalizada durante las siguientes semanas y recibió las visitas de su leal papá humano que trataba de nos despegarse de ella ni un segundo. Fue un proceso difícil y doloroso pero Snowflake estaba dispuesta a luchar por su vida.

Snowflake ya se encuentra completamente fuero de peligro.

Por suerte, en cuestión de días la dulce perrita ya se había recuperado. Sus rulitos de color negro han vuelto a salir y su piel ya se encuentra mucho mejor. Ahora, se encuentra en casa junto a Waden y Sasha y está preparada para jugar y seguir viviendo al máximo cada día.

No te vayas sin compartir esta nota para celebrar el valiente actor de amor de Waden.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!