Un valiente policía lo arriesga todo para salvar la vida de un águila calva en grave peligro

No hay nada más reconfortante para el espíritu humano que hacer el bien, en especial cuando se ayuda a los seres más vulnerables que han sido objeto de los peores tratos a manos de la humanidad, durante prácticamente toda su vida.

Una de las especies que más han sido afectadas por el hombre son las emblemáticas águilas calvas que, durante mucho tiempo, tuvieron que dejar de surcar los cielos para resguardarse en los sitios más desolados y así poder salvar su vida.

Poco a poco, a raíz de la pandemia de coronavirus, muchos animalitos han sentido la suficiente confianza para volver a salir y recuperar su hábitat natural. Sin embargo, aún así precisan de la ayuda de buenas personas en determinadas situaciones.

Las águilas calvas pueden llegar a medir hasta 2.5 metros de altura

Tal como hizo un oficial de policía llamado Bryan Whalen, en el Condado de Orange, el pasado 17 de marzo, mientras realizaba su habitual patrullaje durante la zona.

De forma inesperada, un conductor se encontró con una terrible escena: un águila calva estaba en mal estado, sobre la calle ST-17 en Blooming Grove. Sin dudarlo, pidió ayuda al oficial de policía Bryan y él acudió inmediatamente a la escena.

Al lugar también arribó una asociación protectora de animales llamada Warwick Valley Animal Rescue, para prestar auxilió al imponente ave. Pero, era crucial entrar en contacto con el animalito, sin que se asustara, para poder rescatarlo.

De eso se encargó el oficial Whalen. Se dispuso a acercarse lo más amigable posible al águila, para hacerle saber que no quería hacerle mal y, al ganar su confianza, logró introducirla dentro de una caja para que pudiera ser transportada de forma segura.

El trabajo de este buen oficial ayudando al águila, pese a no tener una preparación especializada en ello, no ha pasado desapercibido en su departamento y tampoco por miles de personas. Ha sido aclamado como todo un héroe sin capa.

“¡Trabajo bien hecho por el oficial Whalen!”, reconoció el departamento de policía en donde trabaja el oficial.

Posteriormente, fue la oficial del Department of Environmental Conservation Officer, Nicole Duchene, quien transportó al águila a una instalación de rehabilitación ubicada en New Paltz, a aproximadamente 48 kilómetros de distancia.

El águila permanecerá en el mencionado departamento hasta que logre recuperarse por completo y pueda volver de forma segura a su hábitat natural, habiendo comprobado que son más las personas buenas que intentan hacer un mundo mejor para todos los seres vivos.

Muchas águilas calvas han perdido la vida de forma injusta, es momento de cambiar para que puedan ser libres

“¡Espero que acciones como estas motiven a todo el mundo a ayudar, yo sí lo haría por los animales!”, señaló un internauta.

No cabe duda de que, entre todos, podemos hacer grandes cambios que beneficien a la Naturaleza y a toda la humanidad en general.

Ayuda a crear consciencia, para que más personas se atrevan a ser amigos de la Naturaleza. No te vayas sin compartir.