Un wombat rescatado súper perezoso encuentra la manera perfecta de alimentarse

Los wombats son esos animalitos curiosos y tiernos que forman parte de la fauna australiana. Nuestro protagonista es uno de estas tiernas criaturas que llegó al santuario de Sleepy Burrows Womba a finales de junio, su historia es como las de muchos animalitos abandonados, solo que este adorable wombat lo rescataron de ser una mascota ilegal y parecía estar muy cansado.

En el refugio decidieron llamarlo Phoenix.

Quería más que nada en la vida, un hogar seguro en el que pudiera relajarse por un buen tiempo. Muchos en el refugio creían que después de descansar y estar cómodo revelaría su actitud juguetona y divertida, pero al pasar los días sus rescatistas confirmaron que se trataba de wombat que disfrutaba dormir y comer la mayor parte del día.

A diferencia de los osos, los wombats no son depredadores.

Los wombats son pequeños marsupiales terrestre con forma de pequeños osos, están muy relacionados con el koala, solo que no pueden escalar grandes árboles. Por lo general,  estas pequeñas criaturas son animalitos un poco tímidos pero eso no les quita los juguetonas y cariñosas que pueden ser. Sin embargo, Phoenix a diferencia de muchos otros de su especie estaba invadido de pereza.

Existen tres especies de wombats y algunas están en peligro de extinción.

Para una cena reveló el nivel de flojera que tenía y en lugar de sentarse frente al tazón para comer normalmente, y quizá más cómodo, al menos eso es lo que pensaban sus espectadores, el tierno Phoenix giró sobre su espalda, apoyó su cabecita contra el tazón y comenzó a degustar la suculenta cenó lo mejor que pudo.

Los wombats pueden llegar a pesar de 20 a 35 kilos.

Chilled wombat of note!

I am not sure I can show you a more 'chilled' wombat! This is Phoenix, our latest confiscated/illegal pet who has arrived. Clearly settled in as you can see! I have my work cut out for me, me thinks!

Publiée par Sleepy Burrows Wombat Sanctuary sur Vendredi 28 juin 2019

Sleepy Burrows Wombat Sanctuary comentó que estaban sorprendidos con la actitud del perezoso animalito, nunca antes habían visto un wombat “tan frío”. A la vista de todos sus espectadores era poco comprensible la extraña forma de comer de Phoenix, pero sus rescatistas al verlo disfrutar de su cena y buscar nuevas técnicas para comer saliendo de lo tradicional se enamoraron aún más del tierno Phoenix.

En el refugio consideran que lograr que el adorable wombat sea más activo es todo un reto.

Para Phoenix lo más importante es estar relajado y encontrar el equilibrio en su nuevo hogar, tal parece que lo ha logrado muy bien y nadie logrará sacarlo de su zona de confort. Qué bueno por Phoenix que sabe encontrar su paz interior  sin nadie ni nada lo perturbe.

Los wombats son una especie protegida por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, comparte la nota para juntos brindarle seguridad a estos pequeños animalitos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!