La gran labor de la ambulancia que recorre las calles ayudando a los animales desprotegidos

Todas las campañas y actividades que se realizan a favor de la vida y los derechos de los animales deben ser reconocidas. Por ese motivo, en esta ocasión es necesario aplaudir la buena acción de los gobernantes de Curitiba, Brasil, por su gran gesto.

Durante un poco más de un mes, una Unidad de Rescate Animal (URA) recorrió las calles de Curitiba con profesionales en el área veterinaria que se dedicaron a atender a los perros y gatos desprotegidos.

Desde que iniciaron con los viajes el 30 de septiembre, los médicos recibieron casos de mascotas atropelladas y dejadas en la calle.

La indolencia de muchas personas termina cobrándole factura a los seres más vulnerables: los animales. Ellos no pueden defenderse, por eso nos alegra saber que hay quienes deciden ser sus voces y no sólo denunciar los más dolorosos casos sino ayudarlos.

Esta situación es lamentable, pero no resulta un secreto para nadie.

El nuevo servicio que se ha implementado en la ciudad de Curitiba ya es conocido por los habitantes como el ‘Samu Veterinario’, en alusión a otro plan de salud del gobierno pero que está dirigido a prestar servicios médicos a las personas.

En el primer mes, los voluntarios recibieron más de 442 llamadas y atendieron un total de 96 animales callejeros entre perritos y gatos.

Pero el asunto no se queda en la simple atención. Una vez que la criatura recibe asistencia en la ambulancia, es enviada a otro lugar acondicionado para pasar los días necesarios que implique su recuperación, según sea el caso.

La administración municipal de la ciudad es la responsable de correr con los gastos económicos que implica esta nueva Red de Protección Animal.

Los animales que son rescatados y cuyos dueños no son identificados pasan a hogares de acogida, hasta que se pueda encontrar a una familia interesada en su adopción.

Cualquiera que desee ayudar a uno de estos peludos debe dirigirse a Rua Lodovico Kaminski, 1.381, en Curitiba.

Aquellos que encuentren a un animal lesionado o perdido en esta ciudad y no tengan las posibilidades de prestarle ayuda de forma independiente, pueden llamar a la Unidad de Rescate de Animales a través del Centro de Llamadas del Ayuntamiento, 156 o visitar el sitio web.

Se supone que iniciativas como estas son parte de la responsabilidad de los gobiernos y no sólo de las Fundaciones. Sin embargo, no siempre ocurre de esta manera por lo que resulta necesario reconocer este tipo de políticas e iniciativas de parte de los gobernantes.

Comparte esta historia y demuéstrale a tus amigos que unidos se puede lograr un cambio. Quizás otros políticos conozcan este tipo de acciones y estén en disposición de ayudar y multiplicarlas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!