Una bomba de lluvia estaría lista para sofocar los terribles incendios que afectan a Australia

Los incendios forestales que han arrasado con más de 600.000 hectáreas al sureste de Australia están lejos de controlarse con el poder del hombre, y sólo durante el fin de semana la lista de pérdidas humanas por la devastación ha aumentado a 30 personas.

Pero dentro de todo el dolor y angustia desatada por tanta tragedia, una noticia esperanzadora ha llegado para el país oceánico y el mundo.

Se trata de una bomba de lluvia que se podría producir en cielo australiano en los próximos días y que ayudaría a controlar la devastación en varios de los estados afectados.

Actualmente, existen más de cien incendios fuera controlar que están acabando con la vida vegetal y animal del país ampliamente conocido por su rica variedad de vida silvestre.

Esto sin mencionar el dolor de las miles de familias desplazadas que han perdido todo por el fuego.

Los bomberos y voluntarios se muestran cansados ante llamas que superan los seis metros de altura y no han dado ningún tipo de tregua.

A través de diversas imágenes ha quedado al descubierto la realidad que atraviesan los héroes que luchan contra un fuego que parece no rendirse a la voluntad del hombre.

El país atraviesa por un verdadero infierno pero dentro de tantas lágrimas el esperado milagro podría estar en puertas.

La noticia ha llegado de parte de la Oficina de Meteorología de Nueva Gales del Sur, uno de los estados más afectados desde que se iniciaron los incendios.

Y, aunque a principios de año los bomberos australianos rompieron a llorar bajo la primera lluvia, en los siguientes días el país experimentaría un fenómeno conocido por los meteorólogos como microbursts húmedos o bombas de lluvias.

Estas bombas son grandes cantidades de transpiración que se genera por las tormentas eléctricas. Las autoridades esperan que caigan hasta 100 mm de lluvia sólo en Nueva Gales.

El pronóstico no puede ser mejor y para muchos ha resultado el gran milagro por el cual tanto han estado orando o, visto desde otro modo, un regalo de Navidad.

“Si este pronóstico de lluvia se cumple, entonces serán todos nuestros regalos de Navidad, cumpleaños, compromiso, aniversario, boda y graduación, todo en uno. Dedos cruzados”, escribió el Servicio de Bomberos Rurales de NSW en un tuit.

Frente a una tragedia que ha mantenido con el corazón roto al mundo entero, tras conocerse la cifra de más de un millón de animales muertos, es inevitable no alegrarse y llenarse de esperanza ante las posibles lluvias.

Además, el milagro podría iniciar de forma más inmediata de lo que se habría imaginado.

De hecho, para el día de hoy, 13 de enero, gotas milagrosas estarían listas para caer del cielo y ayudar a respirar a los sofocados suelos de Sydney, Lismore, Coffs Harbour y Wollongong.

Según los meteorólogos, también se podrían esperar tormentas eléctricas en Melbourne, Mildura, Bendigo, Seymour, Mt Hotham, Wangaratta, Ballarat y Latrobe Valley.

Esta información de último momento es sin duda conmovedora y nos llena de esperanza pues, mientras que el ciclón Claudia está listo para bañar a Australia Occidental con más de 500 mm de lluvia, Australia del Sur parecía no ser tan afortunada.

Los especialistas habían advertido que las temperaturas podrían elevarse entre 35 ° C y 48 ° C lo cual, sumado a las condiciones ventosas, aumentaban la posibilidad de nuevos incendios.

No cabe duda de que las bombas de lluvia han llenado a todos de esperanzas, pero frente al asedio constante del fuego es importante para las autoridades no retroceder en las labores que han venido realizando.

“Todavía tenemos un largo camino por recorrer. Mirando el verano en su conjunto, tenemos aún más peligros. Necesitaríamos un fuerte diluvio todas las noches durante días consecutivos”, dijo la meteoróloga Hannah Wilson, de Weatherzone.

Este infierno que atraviesan los australianos parece no querer dar tregua pero esas gotas sanadoras que estarían próximas a caer servirían para renovar las fuerzas de los miles de voluntarios que trabajan arduamente contra las llamas, así como los animales sedientos y agotados que huyen de sus hábitats calcinados.

Por favor comparte esta esperanzadora noticia e invita a tus amigos a orar por Australia, parece que sólo una intervención Divina podría calmar tanto sufrimiento desatado en ese país.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!