Una ciudad toma medidas legales para que los fuegos artificiales no causen pánico en perritos

Para muchas personas no hay una buena celebración si no viene acompañada de sus respectivos fuegos artificiales. A pesar de que el sonido de las constantes y coloridas explosiones pueden parecer muy atractivas para la mayoría, esto no hace más que causar enormes niveles de estrés en perritos y animales de todo el mundo.

Estos fuertes sonidos pueden causar náuseas, ataques de pánico crónicos y hasta problemas cardiovasculares.

Muchos pájaros vuelan tratado de huir y chocan con edificios y las gallinas producen menos huevos en estas fechas. Las estadísticas no mienten. Los días más ajetreados para los veterinarios son precisamente los días después de las grandes fiestas nacionales e internacionales.

Cuando hay fuegos artificiales muchos perros huyen de su casa tratando de alejarse de los fuertes sonidos.

La razón es más que clara, mientras muchos bailan y celebran con los fuegos artificiales, las mascotas huyen al rincón más escondido de la casa en un desesperado intento por protegerse. Su sentido del oído es mucho más desarrollado que el de los humanos, así que cuando sienten que hay una detonación tras otra simplemente no entienden lo que está sucediendo.

Un cohete común produce un sonido de 150 decibeles, mientras que un perro no tolera más de 85.

Es por esto que una ciudad italiana ha decidido tomar cartas en el asunto. Ahora en Collecchio es completamente ilegal utilizar fuegos artificiales a menos que sean silenciosos. Todo esto para proveer un ambiente seguro y agradable para los animales. Muchas personas comenzaron a levantar quejas asegurando que las celebraciones ya no podrían ser tan memorables, pero estos cohetes cuentan con un efecto colorido mucho más potente que los que producen un estruendo mayor.

La ciudad de Collecchio está ubicada en la provincia de Parma al norte de Italia.

Los fuegos artificiales silenciosos que ahora cobrarán protagonismo en las celebraciones de Collecchio se puedan fabricar con la selección de colores que elija el comprador. No tienen el gran estruendo del final pero sí un efecto de “cometa” que permite ver muchas más luces y colores.

Estos fuegos artificiales no son completamente silenciosos, pero si producen un sonido mucho menor.

Inspirados por este gran avance en Italia, una ciudad de Bélgica decidió hacer el primer espectáculo de fuegos artificiales apto para perritos. Invitaron a personas de toda la ciudad Middelkerke a que se acercaran a apreciar una gran demostración del bonito efecto que podían tener los fuegos artificiales silenciosos, especialmente si se trata de un momento que podemos compartir con seres tan especiales como nuestros perritos.

Los fuegos artificiales silenciosos están empezando a ser exportados a nivel mundial.

Se espera que esta maravillosa medida legal logre inspirar a ciudades y países para poder hacer del mundo un lugar mucho más ameno para nuestros perritos.

¿Qué opinas de esta medida? Comparte esta nota para crear conciencia sobre el enorme daño que los fuegos pirotécnicos convencionales pueden causar en las mascotas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!