Una débil y pequeña gatita de 172 gramos pierde una pata pero se mantiene aferrada a la vida

Hace días, un pequeño gatito con una lesión en la pata trasera y la cola fue llevado al Hospital Veterinario Warwick en Perth, Australia, para tener la oportunidad de una vida mejor.

Enlaces patrocinados

Tenía solo un par de semanas y pesaba solo 172 gramos. A pesar de ser tan pequeño, el gato atigrado aguantó allí con todas sus fuerzas.

Por desgracia, la patita de Peggy estaba muy comprometida

La Dra. Fiona South y su equipo veterinario vieron las ganas de vivir en sus ojos y sabían que tenían que intentar salvarla, a pesar de las probabilidades. «Con lo fuerte que era, no nos estábamos rindiendo».

«La única opción que teníamos era amputarle la pata más temprano que tarde, ya que su pierna estaba muy infectada y había comenzado a morir esencialmente, arriesgándose a que tuviera sepsis».

En solo un día, la gatita ganó peso como si se estuviera preparando para la cirugía. El pequeño bulto de piel se sometió a la operación principal, que fue significativa para un gatito de su tamaño y edad. No sabían si saldría adelante, pero querían darle una oportunidad de luchar.

La chica atigrada los sorprendió a todos con sus tremendas ganas de vivir. Se convirtió en la gatita más joven sometida a una cirugía en ese hospital, y además, se trató de un procedimiento ortopédico importante. El éxito fue nada menos que un milagro.

Enlaces patrocinados

Peggy no estaba dispuesta a rendirse a pesar de su duro comienzo en la vida

Kate se ofreció como voluntaria para acoger a la pequeña Peggy, para que pudiera continuar el proceso de curación en la comodidad de un hogar lleno de amor. Su perro residente Moon, que tiene debilidad por los gatitos necesitados, vino de inmediato a saludar al nuevo gato adoptivo.

Después de algunos olfateos, Moon pudo sentir que el gatito necesitaba un poco de cariño. Se acostó a su lado y comenzó a vigilarla.

«Si un animal está llorando o enfermo, Moon se quedará a su lado y llorará con él. Tiene una naturaleza tan amable», dijo Kate.

Hace unos años, Moon ayudó a Kate a criar a otro gatito de 3 patas llamado Phoenix. Le hacía compañía y nunca se apartaba de ella. Ahora que tiene a Peggy, Moon se ha propuesto ayudar a la pequeña atigrada a recuperarse.

Enlaces patrocinados

Siempre que Moon escucha los gritos de Peggy, sus oídos se animan y viene corriendo para ver si ella está bien. Moon adora cada animalito que Kate trae a casa y los acaricia suavemente y se sienta junto a ellos hasta que se duermen.

Moon está siempre allí para socorrer a la pequeña Peggy

Peggy ha estado recibiendo el amor de su hermano adoptivo y se está curando maravillosamente. A ella le gusta amasar al canino con sus diminutas patas delanteras y enterrar la cara en su pelaje para unos intensos abrazos.

Moon está sobre la luna con su precioso bebé recién nacido y constantemente la baña con lamidos. Él insiste en estar ahí para ella todo el día, asegurándose de que nunca esté sola.

Enlaces patrocinados

Con esta segunda oportunidad, la vida de Peggy cambió por completo. Ahora se está recuperando y prosperando con un amigo que la cuida a su lado.

La hermosa historia de esta gatita luchadora puede ser motivo de inspiración para muchos, así que ¿por qué no compartirla?

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!