Una desolada perrita cría a 3 gatitos después de despedirse para siempre de sus cachorros

Las imágenes de animales cuidando de otra especie distinta suelen invadir las redes sociales y programas de televisión de todas partes del mundo. Los expertos en comportamiento animal aún no tienen del todo claro el origen de este curioso comportamiento, pero se cree que los animales cuidan las crías ajenas a su especie para saciar su instinto maternal.

Además, algo que tenemos claro los que amamos a los animales es que su amor y nobleza les impide ver más allá de las diferencias. Tenemos mucho que aprender de ellos.

De hecho, la historia de Georgia, una perrita rescatada que decidió hacerse cargo de unos gatitos bebés viene a reforzar dicha afirmación. Y es que, Georgia fue encontrada embarazada y en estado de desnutrición, y debido a su condición lamentablemente perdió a toda su camada de perritos durante el parto.

La simpática y amorosa peludita, que vivía cerca de una gasolinera entre la frontera de Estados Unidos y México, se encontraba a punto de dar a luz, famélica y sufriendo hambre por culpa de la indiferencia de las personas.

Sin embargo, de tanto deambular se hizo conocida en la zona y fue captada por un refugio de animales llamado Sunshine Dog Rescue, que la trasladó a sus instalaciones para practicarle la labor, pero, a pesar de los intentos del grupo de veterinarios, los primogénitos nacieron prematuramente y no sobrevivieron.

“Nunca antes había tenido una mamá que perdiera una camada entera. Estaba frenética. Estaba tan triste, buscando a esos bebés. Rompió el colchón para niños pequeños en el que la teníamos, tratando de encontrarlos”, dijo Anita Osa, fundadora del refugio.

Georgia alimenta los tres gatitos amorosamente

A través de las redes sociales, la animalista hizo un llamado buscando cualquier otro animal de cualquier especie que requiriera de una madre que lo amamantara, en un intento de devolverle a Georgia la alegría perdida. De esta manera fue como llegó un trío de adorables y tiernos gatitos huérfanos al regazo de esta dulce mamá canina.

Y es que, como en una ecuación perfecta, así como Georgia perdió a sus hijos, estos mininos también perdieron a su madre en el parto, por lo que necesitaban con urgencia de alguien que los impulsara a crecer sanos, ¿y quién mejor que esta solitaria cachorrita para alimentarlos y darles todo el amor que se le quedó dentro tras el fallido alumbramiento?

¿No es ena escena verdaderamente hermosa?

“Se los presenté con delicadeza. Primero tomé uno y dejé que lo oliera, y ella pareció aceptarlo, así que traje a los demás. Es increíble ver cómo se calmó instantáneamente. Creo que los gatitos no tienen idea de que Georgia es un perro”, dijo Anita en una publicación.

El mundo animal nos demuestra una vez más que el amor que estos seres tienen dentro de sí no es exclusivo de su misma especie, sino que es tan amplio que es capaz de superar cualquier diferencia y abrazar a todo aquel que necesite ser cuidado y querido.

Georgia es la encarnación de un hermoso ejemplo de instinto y necesidad maternal y de que, sin importar la raza o la especie que sea, el calor y amor de una madre es inmenso e incondicional, y siempre estará allí, no importa quien lo necesite.

Para la perrita, los pequeños felinos son sus hijos. Los alimenta, los acicala y los acaricia con dulzura como sus propios retoños, en una escena extraordinaria digna de ver.

Georgia and kitties. She takes her cleaning of the babies very seriously! Good mama. 🥰 @torbazorb14, her new dad, came to visit Georgia/Milo and brought her a cute new collar. ❤️💛❤️ #sunshinedogrescue

Publicada por Sunshine Dog Rescue en Lunes, 24 de agosto de 2020

Comparte esta hermosa historia con tus seres queridos. A pesar de la dolorosa pérdida de sus cachorros, la vida le otorgó a esta perrita una nueva oportunidad de vida en premio a su demostración de entrega y amor por sus pequeños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!