Una difícil decisión tras un accidente terminó con la vida de un millón de abejas inocentes

Los accidentes suceden y en ocasiones simplemente no se pueden evitar; además, pueden causar pérdidas de cantidades de dinero que no podrías imaginar. Algunas veces se pueden prevenir tomando precauciones, pero en su mayoría simplemente suceden y no se puede hacer demasiado al respecto.

Hace poco ocurrió un accidente automovilístico que causó pérdidas millonarias de dinero y también de vidas animales; fue un acontecimiento que, por más que se intentó prevenir o evitar, simplemente pasó.

Un hombre se encontraba conduciendo un camión desde Montana, él se encargaba de transportar a un millón de abejas para polinizar los almendros de la región del Valle Central de California.

antena3

Mientras se encontraba en el camino tuvo que realizar una maniobra de emergencia para evitar estrellarse contra unos autos que se encontraban obstruyendo la vía; cuando eso sucedió, sin querer se salió de la vía y el enorme vehículo chocó contra un terraplén.

El accidente tuvo lugar a la altura de Auburn, al norte de Sacramento, el pasado 2 de este mes. El conductor del camión hizo todo lo que se encontraba en sus manos para evitar este accidente, pero la situación de escapó de su control y no pudo hacer nada más. Afortunadamente, el hombre pudo salir del camión con heridas menores.

Pinterest

El millón de abejas que transportaba este camión estaban valoradas aproximadamente en un millón de dólares por lo que la pérdida de estas mismas representa una tragedia monetaria catastrófica; además del daño al ecosistema que se está generando al no cumplir su fin de polinizar.

Cuando el vehículo se estrelló contra el terraplén, las abejas se desesperaron intentando salir, lo cual habría sido terrible para quienes se encontraban en la zona, por ese motivo tuvieron que actuar con respecto a esta situación.

Las autoridades se vieron en la obligación de usar solución jabonosa para rociar a las abejas y de esta manera poder apaciguarlas, pero la mezcla de agua jabonosa no solo logró calmar a las molestas y asustadas abejas, sino que también terminó con la vida de este millón de abejitas.

Se transportó a un grupo de apicultores hasta el lugar de los hechos para que valoraran la situación e identificaran cuánto se estaba perdiendo en ese accidente; ellos mismos fueron quienes determinaron la cantidad de dinero que se perdía, además aseguraron que las colmenas en las que se transportaban estas abejas eran irrecuperables.

Metro

La parte más triste de esta situación no es la cantidad de dinero que se está perdiendo sino las vidas del millón de abejas que tuvieron que sacrificarse y el impacto que esto genera en la naturaleza.

Lamentamos esta terrible pérdida para el ecosistema. ¡Comparte esta historia con todos tus amigos!

¿Te gustó?

EL VIDEO DEL DIA

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!