Una familia alerta sobre el peligro del cigarrillo electrónico tras la muerte de su perrito

Las mascotas deben asumirse como miembros de la familia, eso implica tener responsabilizarse en su cuidado y bienestar. Dentro del hogar, por descuido, se dejan olvidados objetos o sustancias que ponen en grave riesgo la vida de nuestros animalitos, tal y como le ocurrió a un cachorro en Wisconsin.

Katie Baars, de 38 años vive en Coleman, Wisconsin junto a su hijo Javlin de 17 años y su mascota Molly, un cachorro de San Bernardo de 12 semanas de edad.

La angustiada Katie notó que el cachorro caminaba y gemía de manera extraña, presentaba problemas respiratorios, se veía débil y de inmediato lo llevó al veterinario.

Cuando estaba en el consultorio, la perrita comenzó a tener ataques, el especialista se esforzaba en salvarla.

Ella es Molly

Katie se devolvió a su casa rápidamente, quería saber que le había provocado ese daño a su mascota, tenía que saberlo para prevenir que los otros animales se vieran también afectados.

La mujer revisó toda la casa, no dejó nada sin voltear para ver si había algo por allí, de repente encontró debajo del sofá una capsula de JUUL masticada.

Dentro de la capsula quedaba una cuarta parte del líquido, no había duda, eso fue lo que ingirió su cachorrito. Esa misma noche el veterinario llamó para comunicarle que Molly había fallecido.

Desafortunadamente Molly fue una víctima más del vapeo

El corazón de la humana se encogió de dolor, su perrito murió por un letal descuido, por comer un vaporizador lleno de nicotina escondido por su hijo adolescente.

“Javlin había escondido la cápsula debajo del sofá para que yo no la viera, y así fue como Molly la agarró”, afirmó Katie.

Ahora la triste katie comparte su historia para concientizar a las personas sobre lo dañino que son los vaporizadores, las altas cantidades de nicotina liquida pueden hacer mucho daño a una mascota e incluso llevarla a la muerte, tal como le paso a su amada Molly.

«Era un perro muy grande y pesaba 16,78 kilos en ese momento, así que, si un perro grande como ese puede morir por un poco de líquido, odio pensar qué le está haciendo a la gente», reflexionó Katie.

Ella jamás ha usado esas cosas, pero su hijo adolescente lo había estado haciendo escondido durante dos semanas.

«No sé de dónde sacó las cápsulas, pero todo lo que me dijo fue que todos en la escuela lo fumaban», dijo la confundida Katie.

Como verán estos cigarrillos electrónicos no son nada seguros, se sabe de doce personas que han muerto por patologías producidas con el vapeo en los Estados Unidos en los últimos meses de este año.

Walmart en medio de las preocupaciones sobre los riesgos para la salud, dejó de vender los cigarrillos electrónicos.

I know most of us have dogs and other pets and I wanted to post this to help save lives of pets so people are aware of…

Publiée par Katie Baars sur Dimanche 30 juin 2019

Esto nos debe hacer más conscientes del daño que producen estos productos para los seres humanos, así como a nuestras inocentes mascotas que al encontrarlos, por curiosidad se ponen a jugar con ellos.

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos, y asumamos la responsabilidad del cuidado y protección de nuestras mascotas.

¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!