Una familia queda en shock al descubrir que un oso gigante se mudó a vivir debajo de su casa

El encuentro que experimentó una familia de Lake Tahoe, en California, a principios del mes de noviembre, es digno de cualquier cuento fantástico. Los propietarios de la residencia escucharon ruidos monstruosos provenientes de su sótano. Pero no se trataba de ningún monstruo, aunque sí de un animal bastante grande.

Un oso se había instalado en el sótano de la residencia y estaba listo para pasar la Navidad en casa y protegerse del frío.

Se presume que la pareja dueña de la residencia habría dejado abierta una pequeña entrada que comunica con el jardín de la casa y esto fue interpretado por la criatura como una clara invitación a alojarse en el lugar.

Aunque los dueños estaban aterrados, este amiguito sólo quería un espacio acogedor donde pasar el invierno.

Por fortuna, los dueños lograron sobreponerse a la impresión que les produjo el encuentro con el oso y, sabiendo que ellos mismos no podían solucionar el problema, decidieron llamar a los especialistas: La Liga de Osos.

Este grupo suele enfrentarse a situaciones como estas todo el tiempo, así que sabían precisamente cómo actuar. Sin embargo, debido a la hora el equipo no podía llegar al lugar, así que prometieron ir al día siguiente.

La pareja dejó de escuchar los ruidos y creyeron que el animal se había ido pero el amiguito se había instalado y no pensaba dejar esa comodidad.

«Durante la noche, él [el esposo] lo escuchó y se horrorizó porque se dio cuenta, ‘Oh no, lo encerré allí'», dijo Ann Bryant, directora ejecutiva de La Liga de Osos.

Al día siguiente Bryant y su equipo llegaron a la residencia para desalojar a la criatura. Aunque la tarea no fue nada sencilla, pues el oso se negaba a salir.

Por fortuna la familia tuvo paciencia y colaboraron para que el procedimiento se diera de la mejor manera.

«La familia era simplemente maravillosa, fueron tan dulces. No querían que le pasara nada malo al oso, estaban preocupados por él y se sentían tan mal por encerrarlo allí «, dijo Bryant.

Cuando el oso abandonó el lugar, Bryant pudo reconocerlo. Según comentó, se trata de “un osos travieso al que le gustan los restaurantes mexicanos”.

Parece que esa no era la primera vez que el animalito hacía visitas sorpresivas.

Lake Tahoe es una zona en la que abundan los osos y por ese motivo hay una Liga especial que sabe cómo lidiar con ellos. Los profesionales recomiendan a la población mantener los lugares cerrados para evitar visitas como la que experimentó esta familia pues en invierno estas criaturas vagan en busca de un espacio cálido.

“Están oscuros, son silenciosos, están secos, son seguros, son absolutamente perfectos, así que si un oso encuentra una abertura, entran y dirá ‘¡Oh, wow, esto es genial!’. En el invierno nos encontramos con ellos casi todos los días”, dijo Bryant.

It’s that time again… Bears searching for den sites under houses with easy access to the crawl space. Yesterday this handsome big guy was all nestled in underneath this house and the residents heard him ‘remodeling’. They called the BEAR League. We let him know he had to move somewhere else because he had caused some damage while moving around in the tight quarters. It took him a while to ‘agree’ but he finally crawled to the opening and, after looking at us for a bit as if to say, “Are you Sure I have to go?” he made is way out. The moral of this story is: Securely close up potential den sites under your house or cabin BEFORE the bears discover them. And if you find you have a ‘guest’, a large furry one, call us. We will safely get him out and will help make sure they can’t get back in after we leave. (It is considered harassment of wildlife to repeatedly chase a bear out but do nothing to keep him out). We want to thank this wonderful family for calling the BEAR League for help and for not wanting the bear harmed.

Publiée par BEAR League sur Vendredi 15 novembre 2019

Por fortuna, las personas de esta comunidad no tienen por qué preocuparse pues cuentan con los especialistas de La Liga de Osos que saben perfectamente cómo lidiar con estos animales.

Y como vimos, este amigo no quería lastimar a nadie, sólo estaba en busca de un lugar para refugiarse y trató a los humanos con el mismo respeto con el cual ellos lo trataron.

¿Qué harías en caso de recibir una dulce visita como esta? Comparte y déjanos saber tu reacción al respecto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!