No lograba ser escuchada, pero los caballos que sólo miraban a los arbustos fueron su salvación

Hay situaciones difíciles en las que nos sentimos abrumados e incluso nos paralizamos sin saber qué hacer, y esto también les sucede a los animales. Afortunadamente, hay ángeles que aparecen justo en el momento indicado para tendernos una mano.

Esto fue lo que le pasó a esta pequeña gatita, que estaba aterrada entre los arbustos y no dejó de maullar hasta que alguien la ayudara.

Por suerte para esta pequeña felina, Cassie se dio cuenta que algo estaba pasando mientras limpiaba los puestos de los establos en California, Estados Unidos.

Inicialmente, Cassie escuchó el ruido de un animal que no logró identificar, incluso lo confundió con un pájaro, pero los caballos miraban fijamente a los arbustos y esa fue la señal de advertencia que instó a Cassie a investigar.

Era evidente que algo fuera del alcance de su vista estaba ocurriendo y decidió acercarse. A medida que se aproximaba los maullidos se escuchaban más claros, eran como gritos de auxilio.

Cuando Cassie estuvo muy cerca comenzó a llamar al pequeño animalito y rápidamente salió de los arbustos y corrió hacia ella aterrada.

Ella la cargó y la gatita instintivamente buscaba con angustia alimentarse. De inmediato Cassie la llevó en sus brazos a otro lugar para darle agua y alimento.

La pobre gatita estaba muy sedienta, casi que no esperó que Cassie colocara el tazón con el agua en el suelo cuando ya estaba bebiéndola desesperadamente.

Después Cassie le sirvió una lata de comida húmeda que tenía guardada para sus otros gatos, ella sabía que su nueva amiga estaba muy hambrienta.

“La masticó muy rápido. Estaba delgada y cubierta de pulgas, terminé con mis tareas y me fui a casa con ella”, dijo Cassie.

Cuando llegaron a su casa Cassie la bañó para quitarle las pulgas, y aunque la pequeña gatita estaba exhausta, estaba muy feliz.

Su noche fue perfecta para descansar en la camita que le hizo Cassie. Recuperó energía tras un sueño sin interrupciones por temor a que algo pudiera pasar. Estaba realmente tranquila.

A pesar de ser la más pequeña de la familia se ha convertido en la jefa de la casa gracias a su personalidad cariñosa y un poco desafiante.

Su recuperación ha sido satisfactoria, ha ganado peso y tiene mucha energía para jugar. Sin lugar a duda Cassie cambió el destino de esta pequeña y le dio la oportunidad de conocer lo que es el verdadero calor de hogar.

Cuando Cassie llega a casa la pequeña siempre la recibe con mucha alegría y la persigue por todos lados.

Comparte esta emotiva historia que tuvo un final feliz, y esta pequeña gatita lo agradece con todo el amor del mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!