Una mamá se aferra a su cachorro con todas sus fuerzas pensando que se lo quitarán para siempre

Para nadie es un secreto que la mayor y más estrecha conexión emocional que se puede establecer entre dos almas, humanas o no, es la que se da entre una madre y su hijo o hija. La maternidad es un vínculo hormonal que se manifiesta a través de la mirada, el amor, y unas veces va más deprisa y otras más despacio, pero está allí. Permanece toda la vida.

Así, de la misma manera, es difícil pensar en algo más desesperante y traumático para un padre o una madre que su pequeño le sea arrebatado de sus brazos, hecho que se puede observar en un video lleno de ternura donde se muestra a una perrita abrazando fuertemente a su cría con las patas delanteras, para evitar que su humana la tome en sus brazos.

En un gesto desesperado de querer proteger a su cachorro contra cualquier indicio de querer separarlos, la perrita se resiste a que su bebé sea llevado a algún otro lugar fuera de su regazo, aprovechando a fondo de disfrutarlo y cuidarlo los meses que durará con él a su lado.

La mamá peluda no entiende el juego de su humana, ella solo protege a su cría

Como era de esperarse, las imágenes no tardaron en popularizarse y convertirse en tendencia en todas las plataformas virales. En el clip, la mujer toma al cachorrito, pero la madre no cede al pequeño en ningún momento. Cada vez que trataba de levantar al cachorro, la perrita lo empujaba hacia el suelo con tenacidad.

Muchas personas se volcaron a comentar en el video, además de difundirlo en otras redes sociales, no sin ciertas críticas hacia la mujer, ya que, por su expresión era más que evidente que la madre canina sufría mucho en cada intento de su cuidadora de alejarla de su peludito.

“Ese amor es el más puro y sincero, no tiene interés alguno más que su instinto maternal”, comentó un usuario. Mientras que otra opinó:

“Esa sí es una verdadera mamá. No es lindo que la hagas sufrir así”.

En verdad, la actitud de la mujer resulta un tanto abusiva al manipular de esa manera al animal haciéndole creer a su madre lo peor. Pero lo realmente importante y digno de resaltar en este relato es el nivel de protección, el cariño y el apego de la perrita hacia su cría, buscando su bienestar en todo momento, cualquiera que sea la situación.

“Es injusto jugar así con las emociones de esta perrita haciéndole creer que le van a quitar a su cachorrito”, se lee en otro de los comentarios a la publicación.

Definitivamente, es mucho lo que los humanos tenemos aún que aprender de nuestras mascotas y sus relaciones. Si dejamos nuestros pensamientos a un lado y nos sumergimos en los sentidos, el vínculo fragua más deprisa porque podemos entender mejor las claras señales que estos maravillosos seres nos envían a diario.

Comparte esta hermosa historia de amor filial y maternidad a toda prueba con tus hijos, ámalos, protégelos y nunca olvides que para una verdadera madre no existe nada más importante en la vida que el bienestar de sus hijos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!