Una mujer regresa de sus vacaciones con el mejor recuerdo del lugar: una perrita que adoptó

Las vacaciones son especiales para relajarnos y disfrutar de lugares maravillosos. Siempre traemos todo tipo de objetos como recuerdos de nuestra visita, una joven inglesa lo sabe muy bien, y movió cielo y tierra para traerse consigo a alguien que le robó el corazón con su ternura.

Lucy Clydesdale

Lucy Clydesdale es una esteticista británica de 20 años, se tomó unos días de descanso en las playas de Bodrum, en el Tropicana Beach Hotel, de Turquía.

Le encanta caminar por la playa, así fue como se encontró en el camino con una perrita de la calle.

“Karamel”, como llamaban, seguía a la chica a donde iba. Se convirtió en su fiel compañera, pero Lucy decidió llamarla Jessie»

Nunca imaginó que encontraría en Turquía a una ternura de animal que le robaría el corazón.

“Estábamos caminando a casa por la playa y muchos perros callejeros nos siguieron hasta el hotel, pero Jessie nos siguió hasta nuestra habitación. A la mañana siguiente ella apareció en la playa y desde ese momento no se apartó de nuestro lado”, comentó la viajera.

Los huéspedes del hotel se sorprendían porque no habían visto nunca algo parecido.

“Caminaba a los restaurantes con nosotros e incluso se sentaba junto a la piscina y esperaba hasta que saliéramos. Fue cuando la gente en el hotel notó lo apegada que estaba y dijo que nunca habían visto algo así antes, y empezamos a pensar que realmente teníamos que mantenerla”, agregó Lucy.

La perrita llevaba tiempo deambulando por la playa, tal vez con la esperanza de encontrar una familia que quisiera llevarla con ellos.

Karamel o Jessie, como ahora la llama su humana Lucy, fue la protagonista de las fotos del viaje a Turquía.

Había precedente de personas que quisieron adoptarla, pero por diversas razones no pudieron. Los esposos Brigitte y Erik Hoogenbos deseaban llevarla a Holanda. Pero los trámites legales eran complicados y desistieron de la idea. Otro que quiso adoptarla fue Michelle John, pero ya tenía demasiados perros.

Cuando se enteraron por Facebook que Lucy estaba interesada en adoptar a su Karamel, se alegraron.

Un huésped del hotel le sugirió a Lucy que se pusiera en contacto con un grupo de voluntarios llamado Gumbet Stray Animals, y así lo hizo.

“Le envié un mensaje a una de las administradoras y vino a nuestro hotel para conversar y mostrarme fotos e historias de éxito de otros perros que habían sido adoptados”, contó la chica.

Las vacaciones terminaron, volvió a su país, pero dejó todo arreglado con el grupo de voluntarios, quienes prepararán lo necesario para que Jessie viaje a Inglaterra donde vivirá con Lucy.

Mientras, la cuidan en un hogar temporal, y en tres meses se reencontrarán.

“La mujer que la está cuidando durante unos meses me ha estado actualizando con fotos. No puedo esperar para verla y darle una vida increíble”, comentó la joven.

¡Qué genial, pronto estarán juntas de nuevo! y Jessie como ahora le llama su mamá humana, nunca más tendrá que deambular sola por la playa buscando amor y comida, parece que «el amor a primera vista» sí existe.

Comparte esta hermosa historia con todos tus amigos y conocidos para que sigan el ejemplo de Lucy, contribuyamos con la adopción de mascotas, ellas solo tienen amor para darnos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!