Una mujer ve el indignante trato que recibió una perrita embarazada en pleno trabajo de parto

Cuando creemos que lo hemos visto todo, nos encontramos con historias que nos hacen pensar en la maldad sin límites que tienen muchas personas, esas que son capaces de perjudicar a un animalito sin importar incluso que estén en trabajo de parto, poniendo en riesgo la vida no solo de la madre sino de las crías.

La perrita estaba muy asustada ante la comunidad sedienta de venganza.

Te contamos una angustiante historia que sucedió en Klang, Malasia. Lamentablemente una perrita fue víctima de un vil trato por parte de seres inescrupulosos mientras estaba en trabajo de parto.

Los residentes de un complejo de departamentos la vieron dando luz en las instalaciones y decidieron ahuyentarla, incluso golpearla para que se fuera a otro lado.

Al finalizar el trabajo de parto, con la poca energía que le quedaba trasladó a sus crías a una zona boscosa.

Afortunadamente, solo una mujer que había presenciado el maltrato que sufrió la perrita ante una comunidad sedienta de venganza se preocupó y fue tras ella para intentar brindarle algo de ayuda.

Solo poco después contacto a la organización animalista local Malaysian Dogs Deserve Better, quienes compartieron en sus redes las angustias horas que vivió la indefensa peludita. Al respecto comentan:

“Mientras estaba dando a luz, la trataban de ahuyentar para que pariera en otro lado. Pero cuando estás en el parto, simplemente no puedes parar. Así que después de dar a luz a ocho cachorritos, los llevó uno por uno con placenta y todo, a un lugar cercano.”

La vecina que presenció la lamentable escena se acercó a la perrita y la ayudó con el trasladó las crías.

Voluntarios de la organización llegaron y llevaron a la angustiada madre junto a su camada al veterinario, ahí fueron destentadas porque nacieron con distemper y parvovirus.

El distemper o moquillo es una enfermedad de origen viral.

Desafortunadamente, todas las crías tenían la primera enfermedad, así que recibieron tratamiento de inmediato.

“Es muy, muy perturbador. Esta gente no tiene tapujos en hacerles daño y no podemos imaginar maltratar a una perrita que está dando a luz o que acaba de hacerlo. Es realmente una bajeza.”

Este tipo de acciones son intolerables, deseamos que se haga un tipo de sanción o procedimiento legal contra los culpables de tan cruel acto.

Ningún animalito merece sufrir tanto, mucho menos en un momento tan delicado y único como es el parto.

Todas las crías lograron sobrevivir, ahora crecen sanos en un lugar seguro.

Gracias a la participación de la mujer y voluntarios de la organización, los perritos y la madre canina están bien, serán trasladados al santuario donde terminarán de sanar y crecer al lado de verdaderos amantes de los animalitos.

Por suerte, siempre hay un ángel en el camino, y esta mujer decidió ser balanza de la justicia en medio de tanto mal. No dejes de compartir esta nota y alza la voz por aquellos que no pueden hablar.