Una pareja de turistas actúa rápidamente para salvar a un perrito en peligro

Si bien muchos disfrutamos de lo lindo en compañía de perros, gatos y otros animales de compañía, no es menos cierto que, en ocasiones y debido a diversos factores la convivencia entre personas y mascotas no siempre es un éxito. Sin embargo, cualesquiera sean las razones, nada justifica dejar a otro ser vivo a su suerte.

Por el contrario, cuando se tiene un firme compromiso con un animal, una persona cabal agotará todas las opciones antes de aceptar una ruptura de la convivencia. No es este el caso de un perro que, afortunadamente logró ser puesto a salvo después de haber sido hallado en el Paso Geologov, en la región de Murmansk, en Rusia.

El pobre canino fue encontrado por una pareja de turistas quienes de inmediato lo tomaron en brazos y lo trasladaron a Nord-News, un refugio de la zona para animales sin hogar que acogió al visiblemente exhausto peludito.

Él estaba feliz haciendo nuevos amigos

Apenas fue puesto a salvo, el perrito se recuperó, comió, bebió agua y comenzó jugar como de costumbre. Desde mediados de julio, fecha en la que fue encontrado, se mantiene activa una intensa búsqueda para dar con el paradero de la persona que cometió tamaño despropósito hacia el inocente cuadrúpedo.

“Este es un macho, no se ha determinado la edad, está claro que es un adulto, pero aún joven. Cuando nos dimos cuenta de que todo estaba en orden con el perro, tuvimos miedo de que algo pudiera haber sucedido en la tundra, y dónde está su dueño”, dijo la voluntaria Lidia Ryabykh.

En otras informaciones se supo que el perro fue encontrado por Elena Kirsanova de Monchegorsk y Sergey Turov de Apatity. Ambos dijeron que después de su rescate el animalito subió al valle del arroyo Chinglusuai junto con un grupo de turistas, y que ya arriba se había unido a sus nuevos compañeros.

Una vez allí continuó el viaje junto con Elena y Sergey hasta el paso Geologov, donde se encontraron con otros turistas quienes colaboraron con la pareja a trasladar al perro a la localidad de Revda, en la frontera entre Europa y Asia, donde vive tranquilamente.

Elena Kirsanova y Sergey Turov 

La historia sobre el rescate se regó como la pólvora por todos los medios de comunicación y las redes sociales de la nación rusa. Tal ha sido su difusión que se pudo descubrir que un mes antes del suceso, el perro había sido visto en las inmediaciones de la estación de ferrocarril de Nefelinovye Peski, en el distrito urbano de Olenegorsk.

“Nos siguió y caminó con nosotros todo el fin de semana, luego con otro grupo fue y el último lugar donde fue visto en Imandra. Entiendo por su comportamiento que deambula con los turistas. Pero aparentemente, se perdió, se perdió o algo no funcionó”, escribió Alenka Petrova en sus redes sociales.

Hasta allá se trasladaron las autoridades, pero, desafortunadamente el humano responsable de la mascota no pudo ser encontrado por ningún lado. Ahora, en el refugio, el animalito ya recibió la visita de una familia que curiosamente perdió un perro similar hace un año.

Aunque no se trataba de la misma mascota, no nos queda duda alguna de que este pequeño finalmente tendrá de estas personas todo el amor que una vez perdió.

Aunque en general la sociedad avanza hacia una mayor concienciación sobre la responsabilidad que tenemos hacia los animales de compañía y el compromiso que requiere convivir con ellos, lamentablemente sigue habiendo muchos casos como este. Comparte esta historia afortunada con tus mejores amigos y familiares.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!