Una pareja se graba perturbando a una foca en peligro extinción, y después se arrepienten

Spethen y Lakyn son una pareja que adora compartir su día a día a través de las redes sociales. Hace un par de semanas, decidieron celebrar su luna de miel en Hawaii.

Su plan era pasar unos días divertidos y reforzar más que nunca su relación, pero uno de sus videos se volvió completamente viral y no pararon de recibir críticas y mensajes por parte de muchos defensores de los animales indignados.

Cuando estaban en la playa, la pareja se topó con un hermoso animal en peligro de extinción y decidieron tomarse una foto sin detenerse a pensar en las consecuencias de sus acciones.

Se trataba de una foca monje que había llegado a las orillas de la playa Kauai. Las cifras oficiales indican que hay tan solo 1.100 de estas focas en noroeste de Hawaii y apenas otras 300 en el resto de la isla.

Los números indican claramente que debemos proteger y respetar a estas focas y eso es precisamente de lo que se encarga la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Lakyn publicó un video en su cuenta de TikTok que no tardó en llamar la atención de muchos.

En la publicación, Lakyn posa junto a una enorme foca monje que descansaba en la arena. Al principio parecía que se trataba de una fotografía y la mujer intentó tocar a la foca.

Sin embargo, el mamífero no se sintió nada cómodo con esa intrusión. La foca se volteó bruscamente y movió su cabeza en dirección a la mano de Lakyn. El mensaje era claro: quería que la dejaran en paz.

“Somos amantes de los animales. No queríamos causarle daño ni asustarle. Aprenderemos sobre este error”, dijo Stephen.

Asustada por la reacción de la foca, Lakyn huyó a toda velocidad mientras su esposo continúa grabando lo sucedido.

Unos días después, las autoridades de NOAA enviaron una multa a la pareja. No se ha aclarado por completo la multa que deben pagar pero este tipo de comportamiento se encuentra penado por la las leyes federales y estatales.

“No sabíamos que habían leyes que prohibían hacer eso”, dijo Stephen.

Tocar o perturbar a una foca monje puede acarrear una multa de 50 mil dólares y hasta 5 años tras las rejas. Después de recibir un sinfín de críticas, Lakyn hizo privada su cuenta de TikTok y junto a su esposo emitió un comunicado para disculparse por lo sucedido.

“Amamos Hawaii y su cultura. No fue nuestra intención ofender a nadie. Respetamos la cultura. Lamentamos profundamente lo que sucedió”, dijo Stephen.

Los animales son seres vivos que merecen respeto. Si te encuentras cerca de un animal salvaje o en peligro de extinción simplemente debes dejarle tranquilo o contactar a las autoridades. Las focas no hacen nada si los humanos no se meten con ellas. Sólo quieren estar en paz.

¿Qué opinas de las acciones de la pareja? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir esta nota.