Un grupo de veterinarios acude a salvar a los perritos de la calle afectados por una explosión

En muchas ocasiones suceden terribles accidentes que dejan en riesgo la vida de las personas y la de los animales.

Existen muchas organizaciones de rescate y salud que se centran en brindar toda la ayuda posible a los seres humanos; pero no siempre se toman en cuento a los peluditos de la calle. En Perú un camión lleno de gas explotó inesperadamente.

La explosión tuvo lugar en un sector de Lima llamado Villa el Salvador.

Bastaba estar cerca del lugar para quedar en una situación verdaderamente peligrosa. Por suerte, un reportero alzó la voz y recordó que había muchos perritos de la calle que podrían necesitar ayuda urgentemente.

El resultado fue todo un éxito. Bomberos y veterinarios de diferentes organizaciones acudieron de inmediato para dar su ayuda a los peludos.

“No sólo los humanos han sufrido. También los animales”.

Perros y gatos de la calle, así como también las mascotas de algunas familias, se encontraban asustados y desorientados.

Una explosión de este tipo puede causar todo tipo de reacciones. Varios de los animalitos presentaban peligrosos síntomas como problemas de visión, quemaduras en las pestañas, múltiples  sangrados.

Los animales fueron afectados principalmente por la onda expansiva del gas.

Lo más lamentablemente es que más de uno perdió la vida y quedaron en la acera completamente inconscientes.

Las autoridades no revelaron el número de los animales que fallecieron ante inesperada explosión. Algunos contaron con mejor suerte, recibir atención médica lo más pronto posible resultó vital para poder salvarles.

Más de 50 personas resultaron heridas por la explosión.

Empleados de la Veterinaria Marco Díaz y también de Pet Center se dieron a la tarea de velar por los signos vitales de todos los peluditos de la zona.

Uno de los casos más comentados fue el de una perrita de más de 5 años que tenía múltiples heridas. La pobre se encontraba dando lactancia así que era urgente salvarle la vida para que sus cachorros pudiesen continuar con su alimentación sin ningún problema.

Se confirmó que dos personas perdieron la vida en el accidente.

Lucas, otro perrito de 10 años, recibió múltiples quemaduras. Su recuperación no fue nada sencilla pero ha logrado volver a casa para seguir su vida junto a su dueño.

Muchas familias no contaban con los medios para brindar los cuidados médicos a los peludos, especialmente en medio de algo tan inesperado. Por suerte, las clínicas veterinarias decidieron que ellos mismos se encargarían de pagar las facturas.

Aún no se sabe con precisión qué causó la explosión.

Agradecemos a todas las almas caritativas que se acordaron de los perritos en una situación tan grave. Ellos necesitan de todo nuestro apoyo para recuperarse y llevar una vida feliz. No es justo que sean dejados a un lado, su vida es tan importante como la de las personas afectadas en el accidente.

Las imágenes del acto de solidaridad que hicieron en esta comunidad se han ganado la admiración de todos. Comparte este operativo de rescate y reconoce el esfuerzo de quienes lo hicieron posible.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!