Difunden el acto de un cartero cuando la perrita le pide con insistencia correo para su familia

Para los carteros, los perritos pueden ser su peor pesadilla o sus mejores amigos. Hay algunos peludos que son un poco protectores y ladran sin parar cada vez que un extraño se acerca a su casa.

Enlaces patrocinados

Sin embargo, la relación que Martin Studer ha desarrollado con una hermosa perrita Golden es la mejor prueba de que con un poco de mimos y cariño siempre podemos ganarnos el cariño de los peluditos.

Martin trabaja en Brisbane, Australia; y en casi todas sus jornadas de trabajo se encuentra a Pippa. La hermosa perrita es la más simpática del mundo.

Su amistad con el cartero es tan fuerte que ella suele recibirlo moviendo la colita de un lado para otro. Cada vez que Martin se acerca con un paquete para la familia de Pippa, ella lo toma con mucha delicadeza con su hocico y lo lleva hasta la casa.

Enlaces patrocinados

A cambio, el cartero pasa unos segundos extras para regalarle mimos y una pequeña sesión de juegos. Lamentablemente, hay ocasiones en donde Martin pasa por la zona pero no tiene ninguna carta para la familia.

“A veces, Pippa sale para la entrega diaria pero no hay correo que pueda recoger, así que decido improvisar”, explicó Martin.

La primera vez que esto sucedió, Pippa quedó con el corazón roto. Había visto a su querido amigo dejar cartas para los vecinos y no podía comprender por qué la ignoraba a ella. Martin notó lo que estaba sucediendo y decidió crear un pequeño truco para no defraudar a su amiga peluda.

Tomó un papel y se lo entregó a Pippa para simular que ella también estaba recibiendo correo. Su cariño por la Golden es tan grande que incluso se tomó la molestia de escribirle un tierno detalle.

Enlaces patrocinados

“He estado en su zona durante 3 años. Siempre le escribo algo porque no quiero decepcionarla. A ella le encanta el correo y realmente se alegra cuando le entrego esos papeles”, dijo Martin.

El resultado fue tan maravilloso que Pippa no notó la diferencia y parecía muy feliz de cumplir con su tradición junto a Martin. La dulce perrita y el cartero se han convertido en grandes amigos.

En ocasiones, Martin tiene un par de días libres y envían a otra persona a cubrir la zona de Pippa. Ella no hace más que ignorar al extraño por completo y se niega a recibir el correo si no viene de las manos de su viejo amigo.

Pippa puede contar con Martin para seguir recibiendo su correo todos los días. Después de todo, es una perrita muy simpática y quiere mantenerse en contacto con sus amigos. ¡Comparte!

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?
Más noticias sobre:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!