Una perrita termina avergonzada tras ser descubierta en el auto de una vecina

Michelle Hennessey es una mujer amorosa que tiene un vínculo especial con los animales. Esta dama tiene varias mascotas, y cada mañana sale al patio a hablarles y alimentarlas. 

Enlaces patrocinados

Este es el modo cómo Michelle les demuestra que las ama.

Pero la ternura de la señora Hennessey no tiene encantada sólo a sus mascotas y por ese motivo hace unas semanas se encontró con un intruso que estaba decidido a acompañarla a dar un paseo. 

Este pequeñín decidió invadir su automóvil.

Según relató la propia Michelle, una amiga que también es amante de los animales le había pedido el favor de alimentar a los loritos que tiene en casa mientras ella estaba de viaje. La mujer no vio ningún inconveniente, así que aceptó encantada.

Cuando Michelle llegó a la casa de su conocida llevaba en la parte trasera del auto un saco con alimento, así que abrió la puerta y no se preocupó en cerrarla. Ella ya estaba a punto de volver a su casa, cuando se percató de que había olvidado una taza en el jardín y decidió ir a recogerla para guardarla.

Michelle no estaba sola.

La mujer se llevó una tierna y curiosa sorpresa al abrir la puerta del auto, pues un intruso se había colado en él para acompañarla a dar un paseo. Se trataba de Molly, una perrita marrón que vive con su familia en el patio trasero de la propiedad.

Enlaces patrocinados

«La forma en que me miró y movió la cola fue muy graciosa. Ella a veces viene corriendo para saludar cuando me oye hablar con los loros. Seguro ha visto la puerta abierta y decidió que quería ir a dar una vuelta”, dijo Hennessey. 

Molly es una peluda consentida por su familia, pero sabe que Michelle es amante de los animales, así que adora estar a su lado. Por ese motivo la mujer no se sorprendió al descubrirla de intrusa en su automóvil. 

«Parece que le agrado mucho y ha subido a mi auto un par de veces. Ella siempre pide que le froten el vientre cuando me ve», dijo Hennessey.

Al verse atrapada, Molly miró a Michelle con mucha vergüenza como disculpándose por la travesura que había cometido. Aunque algunos lo duden, quienes tienen mascotas saben lo inteligentes que estas pueden ser, sin duda, la astucia es algo que a Molly le sobra.

Esperemos que la próxima vez el plan de la perrita funcione, por ahora le ha causado una gran ternura a esta amante de los animales, comparte en tus redes esta divertida historia.

Enlaces patrocinados
¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!