Dejan a una perrita encerrada en una casa durante meses y ni siquiera la policía interviene

Tener un perro es una gran responsabilidad. Por desgracia, hay personas que no están dispuestas a brindarles a estos hermosos animales todos los cuidados que necesitan y los dejan a su suerte sin importarles las consecuencias que esto podrá tener en su vida.

Los vecinos de Springfield, Illinois han quedado indignados con la suerte de una perrita llamada Lola que todos los días se asoma por la ventana de una casa en donde parece no haber ningún humano que la ayude. La pequeña solamente busca ayuda y un poco de afecto.

“Toda la casa huele mal. No sé cómo la pobre logra soportarlo”.

Deborah Freeman y varios de sus vecinos decidieron que era hora de llamar a las autoridades.

La situación persistía después de varias semanas y lo más alarmante es que llegaban malos olores cada vez que llovía. Es evidente que nadie la paseaba ni limpiaban la propiedad.

Lola estaba viviendo completamente sola en aquella casa y rodeada de sus heces. Por desgracia, cuando la policía llegó y corroboró la situación no pudieron hacer más que dar malas noticias.

La propiedad está a nombre de alguien que ya falleció así que no saben a quién contactar.

Legalmente no podían hacer nada por la inocente perrita. Estuvieron vigilando su situación día y noche y aseguraron que no pueden entrar a la propiedad siempre y cuando la perrita se vea en buen estado.

De acuerdo a las leyes de la ciudad un perro solo es considerado en peligro si no tiene techo, comida y agua. Según los policías, Lola se sigue viendo con energía y no hay manera de probar que le falte lo necesario para su sustento.

“Nos preocupan las altas temperaturas. No puede contar con aire acondicionado para ayudarla regular su calor corporal”.

Sus vecinos no estuvieron nada contentos. Ellos nunca habían visto a alguien que se hiciera cargo de la perrita y los días pasan dejando su vida cada vez más en riesgo. Por ahora, lo único que podrán hacer será mantenerse alertas a la salud de Lola.

Si logran notarla débil y demostrar que no se encuentra bien, las autoridades podrán entrar a rescatarla. Mientras tanto, es una desgracia que no se puedan tomar mayores medidas para salvar la vida de una perrita inocente.

“Todo el vecindario se encuentra indignado”.

Levantamos la voz en contra de un acto tan injusto en contra del bienestar de esta perrita. Es necesario que todos asumamos la responsabilidad de cuidar y velar por el bienestar de los perritos que llegan a nuestro cuidado.

Comparte esta nota para exigir que Lola reciba la ayuda que tanto merece. Ningún animal es un objeto más que se puede dejar abandonado.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!