Una sonriente foca arpa muere días después de que unos turistas hicieron todo por una selfie

Cuando nos topamos con algún animal especial y hermoso nuestra curiosidad nos impulsa a querer ser amigable con ellos e incluso, algunos atrevidos, buscan tocarlos o sacarse unas fotografías para el recuerdo.

El asunto puede sonar ser inocente pero la pérdida de una sonriente foca arpa en la isla canadiense Terranova, tras fotografiarse con turistas y locales es un recuerdo del cuidado que necesitan algunas criaturitas.

Las focas arpas son conocidas por su singular sonrisa y en el momento en que una de estas criaturitas apareció en la costa de la isla, las personas no pudieron calmar su curiosidad.

La primera persona en encontrarse con el sonriente animal fue Leona Rockwood. Esta fotógrafa estaba en Salmon Cove Sands en la península de Avalon para capturar algunas imágenes del amanecer pero en su lugar decidió retratar a su nuevo amiguito.

Mira lo encantadora que lucía esta criatura esa mañana.

La profesional tomó las imágenes desde una distancia respetuosa pues no quería asustarla, aunque según comentó la foca se veía muy relajada.

“Parecía totalmente relajado. Si hablaba con él, él se iría de espaldas, o de barriga, o de costado, y movería sus aletas. Parecía totalmente entretenido, solo por tener a alguien allí”, dijo Leona.

La fotógrafa regresó a casa con el recuerdo de tan agradable experiencia. Sin embargo, ese mismo día otras personas se encontrarían con el animal y no sólo lo fotografiarían sino que incluso llegó a circular el vídeo de una mujer acariciándolo.

En vista de esta situación  Fisheries and Oceans Canada decidió manifestarse al respecto.

«Nos gustaría recordarles a las personas que es ilegal molestar a un mamífero marino y que la interacción humana puede alterar los procesos normales de vida de un animal y puede provocar lesiones o la muerte del animal», dijo la portavoz del departamento, Sara Dunderdale.

Lamentablemente, poco después una publicación anunciaría el fallecimiento del animalito. 

La foca arpa que posó tan sonrientemente había perdido la vida y las autoridades decidieron iniciar una investigación.

«Somos conscientes de los vídeos que circulan en las redes sociales que muestran a las personas que interactúan con la foca en Salmon Cove y nuestros oficiales de pesca lo están investigando», escribieron.

Aunque el animalito no mostraba rasgos de ninguna lesión ni tampoco se notaba enfermo, las autoridades decidieron practicar una necropsia para poder llegar al fondo del asunto y saber si había muerto por causa natural.

Para la fotógrafa que capturó las primeras imágenes de la criatura fue una noticia bastante triste.

Leona lamentó la imprudencia de muchas personas que decidieron acercarse a la criatura pero también se acongojó ante la idea de que estuviese enferma.

«Es un poco inquietante pensar que tal vez estaba enfermo, y todas estas personas estaban cerca. Me gustaría pensar que tener un poco de compañía en sus momentos finales podría haber sido algo bueno, pero realmente no lo sabes», dijo Rockwood.

Estas focas no son ajenas en las costas de Terranova y Labrador, así que los propios animales están acostumbrados a la presencia humana pero ¡Por favor! Cuando te encuentres con una criatura como estas no seas egoístas ¡No las toques ni incomodes! El afán de una fotografía o acariciarlas puede perturbarlas.

Por favor comparte esta lamentable noticia y ayúdanos a crear consciencia, son muchos los animales que mueren por imprudencias humanas ¡Sé consciente, respétalos y ámalos desde la distancia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!