Una valiente perrita nada durante más de 11 horas para salvar a quien más amaba en esta vida

Cuando adoptamos a una mascota, hacemos un compromiso de cuidarlos y ofrecerles mucho amor mientras recibimos su compañía y lealtad.

Sin embargo, en más de una ocasión son ellos los que salvan nuestra vida. Heidi es una perrita de raza pastor alemán que demostró que haría cualquier cosa por ayudar a su dueño.

El dueño de Heidi tiene 63 años.

La perrita se encontraba junto a su padre, un pescador, cuando sufrieron un inesperado accidente.

Las olas comenzaron a ser cada vez más fuertes y el hombre perdió el control del bote. Quedaron completamente volcados en medio de las aguas. Necesitaba ayuda urgentemente y no había nadie alrededor.

El accidente tuvo lugar en la costa de Queensland en Australia.

Por suerte, Heidi tenía muchísima energía y nunca pensó en rendirse. En cuanto se vio en medio del mar comenzó a nadar frenéticamente.

No hacía más que ir en todas las direcciones tratando de buscar ayuda, un pescador la vio a lo lejos y llamó a un grupo de rescatistas.

“La vi nadando con escombros a su alrededor. Algo grave había sucedido”.

La autoridades no sabían cuántas personas estaban involucradas en el accidente pero emprendieron la búsqueda. No tardaron en toparse con la perrita y el nervioso pescador.

El dueño de Heidi había pasado 15 horas aferrado a su bote. Tenía la esperanza de que alguien lo viera y lo salvara. Al comienzo, la leal perrita se quedó junto a él pero después comenzó a nadar a su alrededor tratando de llamar la atención de alguien.

La policía empleó un helicóptero, 4 buques y un jet ski en el rescate.

Estaba claro que no se iba a quedar tranquila hasta saber que su dueño estaba sano y salvo. Nadó durante más de 11 horas y quedó realmente aliviada cuando llegaron los rescatistas.

El rescate fue un verdadero milagro, a pesar del enorme trabajo que hizo Heidi, estaba perfecta y saludable.

Heidi fue llevada de inmediato al veterinario y se verificó su excelente estado de salud.

El Departamento de Policías de Queensland decidió honrar a Heidi por su gran valentía. La nombraron perrita policía por un día y le dieron mimos, abrazos y golosinas para agradecerle por su enorme corazón.

No hay duda de que los perritos son los mejores amigos del hombre. Heidi sacó todas sus fuerzas y no descansó hasta encontrar la ayuda que tanto necesitaba.

La valentía de la perrita salvó la vida de su dueño. No te vayas sin compartir este emotivo rescate.

Más noticias sobre: