Una zapatería abre sus puertas para albergar a los perritos callejeros en medio de la lluvia

A pesar de los esfuerzos por brindarle un hogar tranquilo a los animales más desafortunados, la verdad es que en las calles de muchos países aún vagan numerosos peluditos solitarios en busca de un refugio donde pasar la noche. Un hecho que no puede pasar desapercibido pero aunque los perritos callejeros parecen multiplicarse, la insistencia y buena acción de algunos ayuda a salvarlos.

Es por eso que el gesto del dueño de una zapatería que abre sus puertas para atender a unos clientes muy especiales no puede más que llenarnos de felicidad.

En la tienda de calzado de Don Julian en Oaxaca, México, las noches son muy movidas, pues cuando los clientes se van parecen llegar unos huéspedes especiales: los perritos callejeros que en busca de un refugio acuden al local para pasar la noche.

Cuando el centro de Oaxaca se queda solo, la zapatería Juliancito aprovecha para ayudar a los más necesitados y sólo el gesto de dejarlos entrar para que se cubran del frío es algo que nos ha robado el corazón.

Tratándose de este tipo de negocio, nadie esperaría que los animales pernoctaran a sus alrededores. Pero es que los peluditos del centro ya saben que al ocultarse el sol, este amable hombre dejará su local abierto para que ellos puedan descansar.

Este hospedaje se ofrece mayormente durante las noches lluviosas, el buen hombre sabe de las necesidades que estas criaturitas pasan en las calle y más aún en medio de una tormenta.

Por esa razón, sus rejas están abierta para que los perritos no se mojen y reciban un poco de calor. Nadie quiere que ellos se enfermen.

El bello gesto de este héroe anónimo fue dado a conocer gracias a unas fotografías compartidas en las redes sociales de «Garras y patas conectando amor”. De inmediato, muchos cibernautas decidieron enviarle mensajes de agradecimiento al hombre.

Pero esto no podía quedarse sólo en palabras bonitas, así que la fundación ha iniciado una campaña para que los interesados en adoptar a alguno de estas criaturas puedan hacerlo.

Es cierto que el dueño de la zapatería ha hecho algo muy lindo por ellos pero si alguien más tiene la posibilidad de cambiarle la vida a estos pequeños es momento de hacerlo. Cualquier interesado en adoptar a uno de los huéspedes de este local puede ponerse en contacto con la asociación  «Garras y patas conectando amor”, e iniciar con el procedimiento para darle un hogar a estos pequeños.

Esperamos que pronto todos los peludos encuentren una amorosa familia. Comparte esta nota y ayúdanos a hacer de este sueño una realidad ¡Mientras más personas lo vean tendremos más interesados!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!