Valientes mujeres rescatan a dos cachorros de un terrible mercado de carne en Corea del Sur

Por más increíble que perezca, pese a las constantes peticiones por parte de activistas y organizaciones sin fines de lucro, en muchos lugares del mundo aún se consume carne de perro. Estos amigos peludos son trasladados a horribles mercados en los que esperan su cruento final, bajo condiciones totalmente deplorables e insalubres.

Perros de todas las razas enfrentan el mismo destino, sin importar el tamaño, color o edad. Todos serán utilizados para la elaboración de distintas sopas o caldos y esta triste situación ocurre impunemente, día a día.

A esta situación se enfrentaron recientemente Suzi Lee, Sian Davies y Helen Kim cuando visitaron el mercado Moran en Corea del Sur. Su misión era descubrir si seguía vendiéndose carne de perro. Se estima que en tal mercado se venden alrededor de 80,000 perros cada año, pero los vendedores habían informado que no continuarían con tal masacre.

Desafortunadamente, los informes resultaron ser falsos. Las tres mujeres se encontraron con muchos vendedores de carne de perro e incluso estaban dentro de jaulas en espera de ser sacrificados. Los pobres perros eran asesinados discretamente, pero podían escucharse gritos de dolor y miedo.

Los despiadados vendedores no permitieron que las mujeres, quienes pertenecen a una organización que se dedica a rescatar perros de los mercados de carne, ayudaran a los inocentes perros.

“Pertenecían a los carniceros y no nos dejaron tenerlos. Nos maldecían para que nos fuéramos y no podíamos tomar fotos”, dijo Lee, cofundadora de la organización Passion for Compassion (PFC).

Cuando las mujeres estaban a punto de marcharse del mercado, encontraron a dos hermosos cachorritos jindo de tan solo 3 meses de edad que asomaban su cabeza entre una caja de melones. Los perritos pertenecían a un anciano y serían vendidos a un vendedor de carne, por lo que las mujeres decidieron tomar acción.

“Cuando vi a los cachorros, mi emoción inicial fue de horror, desesperación y un pánico abrumador de que no podríamos salvarlos. Cada vez que te alejas de estos perros, sabes qué destino les espera y te rompe el corazón. Sus caras se incrustan en tu mente y cargas con eso para siempre. Estaba completamente aterrorizada, al punto de perder la respiración”, mencionó Davies.

Publiée par Sian Davies sur Dimanche 29 juillet 2018

Lee y Kim intentaron hablar con el anciano para que les entregara a los cachorros. Fue entonces cuando el carnicero enfureció y atacó a las mujeres con una manguera de agua. En Corea el respeto es algo muy importante, así que Lee aprovechó el momento para crear un conflicto entre el carnicero y el anciano.

“Le dije al anciano que el carnicero era realmente grosero y que le faltó el respeto frente a nosotros. Ellos tuvieron una gran discusión. La cultura coreana está llena de respeto, y es especialmente importante para los hombres de edad avanzada. Entonces solo ocasioné un pequeño problema entre ellos”, señaló Lee.

Las rescatistas siguieron insistiendo para que los cachorritos fueran liberados. Los perritos se aferraron desesperadamente a las mujeres y ellas decidieron llamarlos Chance y Destiny.

“Chance se aferró a mí fuertemente y metió la cabeza como si supiera que su vida dependía de eso. Destiny tenía mucho miedo, pero logró calmarse cuando Lee la abrazó”, señaló Davies.

Finalmente, las mujeres pudieron convencer al anciano de liberar a los perritos y los trasladaron rápidamente al refugio de PFC en Namyangju-si.

“Estaban cubiertos de garrapatas. No puede verse qué tan malo fue en las fotos, pero había bastantes. Muchas en los oídos, en los ojos, entre los dedos de los pies y en todo el cuerpo. No nos dimos cuenta de cuántas había hasta que comenzamos a bañarlos. Estos perros viven en condiciones horribles”, dijo Davies.

Sian Davies

Pese a todo, los cachorritos no tenían grandes problemas de salud. Con los cuidados adecuados tendrán una salud excelente y podrán integrarse a una amorosa familia.

“Aman a la gente, juegan y abrazan, al igual que los cachorros normales. Estamos buscando excelentes hogares para estos hermosos cachorros”, dijo Davies.

Sin duda alguna, los perros son los animales más entrañables que pueden formar parte de la vida de los humanos. Estas tres valientes mujeres nos demostraron que, sin importar las adversidades, siempre se puede ayudar a los animales.

¡Comparte esta sorprendente historia con todos tus amigos y recuerda amar a los animales!

👇 NUESTRO VIDEO DEL DIA 👇

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!